La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Mis críticas: ¿Cuánta tierra necesita un hombre?

Publicado por Javier El 01/04/2011 a las 7:22 2 Comentarios

Lev Tolstöi (Ediciones Nordica)
Traducción de Vistor Gallego Ballestero
Ilustraciones de Elena Odriozola
72 Páginas – 15€

Una hermana mayor fue al campo a visitar a su hermana menor. La mayor vivía en la ciudad y estaba casada con un comerciante: la menor, mujer de un campesino, residía en la aldea. Las hermanas bebieron té y charlaron. La mayor empezó a alabar las ventajas de vivir en la ciudad, comentando qué espaciosa y limpia era su casa, qué bien vestidos iban, qué elegantes prendas lucían sus hijos, cuántas cosas buenas comían y bebían, cómo iba en carroza, acudía al teatro e iba de paseo.

Editorial Nórdica tiene una línea editorial a contracorriente y que hace oídos sordos a las actuales “tendencias literarias de masas”. Sus obras son textos de gran calidad literaria y generalmente de autores de la Europa del norte y que, en nuevas traducciones, aquellas obras que hace años estuvieron disponibles, y con una línea de ediciones especiales con bellas ilustraciones, ponen un punto de prestigio a nuestras bibliotecas.

¿Cuánta tierra necesita un hombre? es uno de los más breves textos de Tolstoi y uno de los más incisivos en esa crítica social que, inmersa en las grandes obras, puebla sus prosas. Un relato que nos deja sorprendidos ante la frescura de su texto, con unas enseñanzas contra todo tipo de capitalismos y que muy bien pudiera estar escrito en tiempos actuales.

Un hombre, a instancias de su cuñada en una visita, se siente infravalorado y trata de poseer más de lo que debiera. Su estatus de labriego en una pequeña extensión de terreno le duele en el alma, por lo que trata varias veces de incrementar sus dominios y su falso prestigio. Cuanta más tierra consigue tener Pajom más ansía. Sus ambiciones y envidias no tiene límite. Cuando encuentra, por fin, esa gran extensión de tierra que le hará colmar sus obscenas ambiciones ya será demasiado tarde. Sobrevalorando sus fuerzas la naturaleza pondrá las cosas en su sitio.

¿Cuánta tierra necesita un hombre? es un bello relato lleno de fuerza, enseñanzas y ternura sobre las ambiciones humanas. James Joyce llegó a decir que era el mejor relato corto que había leído en su vida. Y no le faltaba razón. La contundencia con la que Tolstói nos dibuja esas ambiciones desmedidas es digna de figurar entre las sagradas escrituras. Son pocas y densas páginas con un crescendo bien marcado para acabar con una frase que no tiene precio. Un relato que podría ser ese espejo en el que mirarse aquellos cuyas ambiciones desmedidas les hacen acaparar lo indecible y que, en los tiempos que corren, tenemos claros ejemplos en el área de los empresarios de la construcción o en esos holding cuyos nombres todos conocemos y cuyos descalabros son tan previsibles como el calor en verano. Pero este texto, que puede aplicarse a gran escala, está definido en un único protagonista, lo cual puede servirnos como ejemplo a pensar para tomar principios de comportamiento ético. En esta edición, la obra lleva unas bellísimas ilustraciones del protagonista rodeado de vacas y despojándose, poco a poco, de toda vestidura, tal como hemos de prepararnos para ese viaje final en el que como únicas alforjas portaremos nuestra piel y nuestra memoria.

Lev Tolstói (Yasnaia Poliana, 1828 – Astapovo, 1910 Novelista ruso, profundo pensador social y moral, y uno de los más eminentes autores de narrativa realista de todos los tiempos. Después de un breve y poco afortunado intento por mejorar las condiciones de vida de los siervos de sus tierras, se entregó a la disipada vida de la alta sociedad aristocrática moscovita. En 1851 decidió incorporarse al ejército. En el Cáucaso entró en contacto con los cosacos, que influyeron mucho en sus novelas cortas. Tolstói regresó a San Petersburgo en 1856, y se sintió atraído por la educación de los campesinos. Abrió en Yasnaia Poliana una escuela para niños campesinos en la que aplicó sus métodos educativos, que anticipaban la educación progresista moderna. En 1862, se casó con Sonia Andréievna Bers, miembro de una culta familia de Moscú. Durante los siguientes quince años formó una extensa familia, administró con éxito sus propiedades y escribió sus dos novelas principales, Guerra y Paz (1869) y Ana Karenina (1877)

Uno de los más bellos y contundentes relatos de Lev Tolstói, en una edición cuidadosamente ilustrada y digna de cualquier exquisita biblioteca.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

2 respuestas hasta ahora.

  1. Arturo Gutiérrez Juárez dice:

    No mames que pedo con tu historia maldito alzado. Como yo soy rico lo puedo todo y se que tu historia es una mamada.