La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Speakers’ Corner: Poesías

Publicado por Javier El 02/02/2008 a las 13:59 Añadir comentario

¿HA DESAPARECIDO LA NIEBLA?

I

Te he buscado.

Hoy te he buscado detrás de la densa cortina
de una mañana de niebla,
por las irregulares aceras de baldosas
cuadriculadas, tan llenas de humedad.

Hoy te he buscado junto a los pasos de cebra,
en las interminables avenidas,
en los abandonados jardines.

Te he buscado más allá de donde mi vista
define la exactitud de un cabello oscuro,
y te he esperado junto a una cabina de teléfono,
repitiendo insistentemente un número
que me quema entre las manos,
un papel que lucha por salir del fondo del bolsillo de mi abrigo.

Hoy te he buscado entre mis recuerdos.
Y en ese desván,
¡es tan fácil encontrarte!.

II

Un termómetro electrónico, rojo,
vocea con el incansable
ritmo de una máquina que la mañana es fría,
que tres míseros grados de calor, o de frío,
me van a invadir el espacio tan estrecho
que existe entre mi abrigo y mi garganta.

Un reloj, también electrónico,
se esconde tras el termómetro.
El reloj no grita, el tiempo discurre
sin necesidad de que lo midan.
El tiempo sólo permite su
medida si tu tardanza es definitiva.
Entonces,
ya es demasiado tarde para la esperanza.

Y si ya es definitivamente tarde,
mis pasos me conducen
hacia el templo pagano de un bar
donde mitigar la melancolía en un humeante café.
Y busco en las páginas centrales del periódico,
en la sección de anuncios por palabras,
una línea que me asegure
que no te he perdido para siempre.
Pero, tú ¿dónde estás?,
¿puede una mañana de niebla confundirte?

III

No sé si ha pasado el tiempo.
No sé si ha desaparecido la niebla.
No sé cuántos cafés se han enfriado entre mis manos
esperando que abrieras esa puerta que tengo frente a mí.
No sé por qué, siendo invierno,
se aferran con tanto ahínco
las hojas de los plátanos a sus ramas.

Este libro que ya he leído tantas veces,
tiene tantas marcas en sus páginas,
tiene tan desgastadas las cubiertas,
tiene tantas lágrimas en la cesura de sus versos…
No sé si ha desaparecido la niebla.
Aún no se han caído todas las hojas que el viento,
con violentas agujas de frío, maltrata.

Por qué me pregunta, una y otra vez, mi reloj
qué contratiempo te ha retenido.

¡ Cuánto frío da la tristeza !


TAN LEJOS…, TAN CERCA…Lejos,
no en otra ciudad,
no en otro país,
sino por encima del relieve terrenal,
acaso disuelta en la atmósfera,
o en el límite mismo de la ingravidez,
o en el balcón abierto
al azul cobalto, etéreo y desconocido………………………………………….

Cerca,
no en un parque,
ni en la plaza que domino
desde mi altura de ave que vuela,
sino donde la respiración
es un lento fluir de lava,
y la sangre
un desaforado discurrir por las arterias
hacia un habitáculo íntimo y secreto.


QUIERO HACER DE TU CUERPOQuiero hacer de tu cuerpo y mi cuerpo
una sola nube,
dejar de soñar,
embeberme hasta la muerte
con la inyección letal de tu mirada.Sebas Hidalgo.

© 2008 – Sebas Hidalgo


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.