El rincón de Javier

Libros y algo de Jazz

¡Ay, Lucía!

Publicado por Javier El 24/12/2011 a las 7:00 2 Comentarios

Año nuevo de nuevo… ¡Qué pereza! Otra vez la misma historia de arrancar cada día una hoja del calendario hasta que lo dejo arrinconado, pocos días después, detrás de la impresora y vuelvo a encontrarlo casi intacto dentro de un año. Lo que tardo en hacer la limpieza de mi despacho. Y otra vez a hacer las dichosas promesas de año nuevo. Suerte que desde hace unos cuantos sólo hago una. Una, grande y libre. Sin imposiciones. «No hacer promesas de año nuevo». Total, para dejar de cumplirlas a la mañana siguiente… Los que tenemos una fuerza de voluntad férrea somos capaces de comprometernos a no hacer ninguna promesa y cumplirlo sin falta. Esperemos que Lucía cumpla, asimismo, la que ella, voluntariosamente, ha dicho. Y que no escriba nada más. Cuando lo leí el otro día en el periódico digital no me lo creía. Pero es verdad. ¡Vaya rabieta que se ha cogido la pobre! Y todo porque, según parece, de su último libro no ha vendido gran cosa. «La culpa la tiene la piratería», dice. Y compara las descargas ilegales que se han hecho de su última obra con las ventas de libros. ¡Ay…! Pero Lucía… no te fijes en esas cosas. Mira, te comento. Lo primero, nadie se debe meter demasiado en la parte trasera de las páginas Web. ¡Se lleva uno cada disgusto! Por otra parte, yo tengo un buen amigo que es un fanático de las descargas. Descarga por descargar, no por oír música, o ver películas, o leer novelas. ¡Qué va! Es el vicio por el vicio. Sus gustos musicales son muy selectos, eso sí. Un buen día me encontré en el ordenador de su casa un archivo con el nombre «Discografía Camela». ¡Pero si tú odias a Camela!, le dije. Y me respondió que bajaba música por bajar, por el gusto de descargarse cosas aunque no hiciera nada con ellas. Que tampoco le gustaba Pimpinela y que tenía, de igual manera, toda su discografía en el disco duro. Pues mira, Lucía, que me enrollo, bajarse música es un deporte como disparar una cámara de fotos digital sabiendo que esas miles de fotos nunca las llegarás a imprimir o ni tan siquiera a conservar en el ordenador. Si tú, querida Lucía, piensas que cada uno que se baja una obra de literatura la va a leer, estás muy equivocada. la gente baja cosas que nunca se compraría, te lo juro. Recuerdo uno de los primeros lectores de libros electrónicos que ofertaron en el mercado y que incluía nada menos que ¡mil obras dentro del aparato!. ¿Alguien se cree que alguien a quien regalan un lector de libros se va a leer el Ulises, la teoría de la relatividad o la Eneida por el hecho de que vayan de regalo en la consola de moda? ¡Uy, perdón, en el e-reader! ¡En qué estaría yo pensando! Por eso te digo, Lucía, que el hecho de que alguien se descargue uno de tus libros no implica que lo lea. ¡Qué mas quisieras! (O quisiéramos, que de ambas formas puede decirse). Los lectores electrónicos son los aparatos de moda (money, money, money…) para la industria tecnológica ahora que las consolas de juego de Sony y Nintendo están de capa caída. Igual que hace unos años causaron furor la «yogurtera» o la «sangüichera» y todo el mundo las exhibía en la cocina. ¿Tu conoces a alguien que haga yogures aún en una «yogurtera»? ¡Por Dios! ¡Si eso está más pasado que las novelas de Álvaro de la Iglesia! Mira, Lucía, cielo, haz lo que te plazca en tu vida, pero cálmate. No te tomes las cosas tan a la tremenda. Si quieres escribir, escribe. Si quieres ir de mediática, pues nada, a recorrer televisiones. Pero porfa, cariño, cálmate y no le des esos berrinches a tu niña. Un saludo, Lucía, y feliz año.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

2 respuestas hasta ahora.

  1. MaryCarmen dice:

    ¡Qué disgusto más grande! No se si esta noche podré comer el turrón. Eso sí, al menos conseguirá prolongar la vida de algún árbol. ¡No todo iban a ser malas noticias!

  2. juan dice:

    ¡Pero que cachondo que eres, jodío! Felices fiestas.


  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • Disbook Libros
  • Éride ediciones
  • Duomo Editorial
  • Almuzara editorial