La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

He de daros una explicación

Publicado por Javier El 01/10/2007 a las 12:32 11 Comentarios

PlumaComo dijo nuestro querido Pepe Isbert, como dueño y señor de esta página de críticas de libros os debo una explicación. Y como os la debo, os la voy a dar.
Habréis notado que no suele haber una crítica negativa de ninguno de los libros a los que hago referencia. ¿Será casualidad? No. No es casualidad. Es la pura verdad. Y así seguirá siendo. ¿Una razón? Muy sencilla. Si un libro no me gusta – y tengo tantos a mano…- lo dejo. No me importa dejarlo a las 50 páginas si se me hace insoportable o a punto de acabar si me tiene de los nervios. Es una de las ventajas de los libreros. Podemos dejar un libro por la mitad sin que nos entre cargo de conciencia. ¿Será porque nos salen bastante más baratos que al público en general? Puede ser. Pero hay otra razón de más peso. No quiero molestar a esos editores que ponen tanta ilusión y empeño, por no decir dinero, en la edición de ciertos bodrios o pretendidos best sellers con millones en marketing. Por ello no digo nada de aquellos que no me gustan. Puro subjetivismo.
Esto es una página de opinión, mía y sólo mía, y ya está.
Eso no significa que los libros de los que no hago referencia sean unos pestiños. Ni mucho menos. No hay tiempo material de leer todo lo que sale por muchas horas que dedique cualquier librero al día. Me guío un poco por la intuición. Lo cierto es que hay temas que me atraen bastante y otros que no. Como supongo que a todos los lectores les pasará.
Pongamos un caso particular. Se preguntará más de uno por qué no hay críticas de libros de Historia. Porque no me gustan. Siempre fui un mal alumno en esa asignatura y me perdía con tanto nombre y tanta fecha. Acabé amando las matemáticas con tal de no tener que coger ninguna asignatura que tuviera que ver lo más mínimo con la Historia. Y sí, al final, por una cosa o por otra, me gustan bastante las matemáticas. Y está claro que, a juzgar por lo que ya habéis leído en esta página Web, la narrativa a secas es mi tema favorito.
He acabado harto de tantos libros con premios literarios y que han sido escritos a propósito para tal fin. Los escritores y pretendidos ya conocen al jurado y saben de qué pie cojean. Generalmente desprenden un cierto tufillo y están más engordados que los vacunos de granja. Nunca los leo. Tampoco suelo coger aquellos libros que, con una trama de curiosos personajes medievales que han escondido un cierto manuscrito, siempre cifrado, y que se encontrará en los tiempos actuales y en los lugares más inverosímiles del planeta, logran salvar la Humanidad de una catástrofe que ni nos imaginábamos y, de paso, hacernos un tour por famosísimas catedrales y un master honorífico de ciertos cuadros famosos de no menos famosos pintores. Generalmente son un agente del FBI, pongamos por caso, y su guapa y sexy pupila. Por ejemplo.
Y tampoco me gustan esos escritores que tienen una sensibilidad especial que captan como ningún otro ese mundo tan complejo como es el del universo femenino. Dios nos libre de ellos. Y unos cuantos temas más sobre los que no me voy a explayar.
Me gustan las primeras novelas. En ellas suele el autor derramar todo lo que lleva durante años acumulando dentro y suelen ser bastante ingeniosas y frescas. No digo yo que hay veces que estos autores deberían de dejar de escribir en el momento de esa su primera publicación y meterse a funcionarios o profesores sesudos de literatura, por decir algo, y dejar a otros lo que es el oficio de la Literatura. Todos conocemos el caso de escritores que repiten la misma historia una y otra vez, durante toda su vida, hasta que la editorial les da puerta y caen en manos de otra, más ingenua, y que les sigue publicando lo mismo de siempre. Claro que, en estos casos, lo mejor es darles un premio por el nombre que conllevan y tratar de recuperar esas lustrosas carreras. Pero esas carreras ya están más quemadas que ciertos ninots el 20 de marzo…
Esto mismo vale para el cine y otras bellas artes, por supuesto. Y que conste que no me he metido con las ayudas dadas por ciertos organismos autonómicos o estatales para la escritura de ciertos libros que no sabe uno dónde encasillar…

Las grandes editoriales siguen esforzándose en campañas para reforzar las ventas de ciertas obras que sólo se explican porque el autor está de gira o porque creen que ese tema tan manido todavía interesa a los lectores, que no por otras cualidades. Lo que conlleva a que dejen pasar ciertas otras que tienen mucha más relevancia literaria y que podrían ser un muy buen filón de ventas si quisieran. Porque buena literatura la hay en todas las editoriales, no nos llevemos a engaño. Y ahí es donde pretendo entrar. En el descubrimiento, humilde descubrimiento, de algunas obras que pueden pasar inadvertidas para el lector si no fuera por unos cuantos libreros que damos la coña con ellas a nuestros amigos y clientes. Me viene a la memoria esa joya de librito publicado en los años 70 y que es “84 Charing Cross” de Helene Hanff y que gracias a la constancia de ciertos profesionales lleva ya no sé cuantas ediciones. Un día de estos lo releeré por enésima vez y escribiré algo sobre él. ¡Ah! Y la autora no estuvo de gira ya que murió hace unos cuantos años. Y el libro se sigue vendiendo de maravilla.
Y nada más.
Gracias por aguantarme y, más que nada, a aquellos que me visitan en la librería y se tragan todos los rollos que les suelto y encima me leen en este rinconcito del espacio. Para ellos el Premio Nobel de la paciencia.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

11 respuestas hasta ahora.

  1. Ernesto dice:

    No conozco mejor momento del día que el de pasarse a ver a Javier a primera hora de la tarde, cuando no hay mucha gente en la librería y puedes verle en la butaca del fondo, leyendo con tranquilidad alguno de sus descubrimientos. A veces, si uno tiene tiempo y confianza suficiente, puede tomarse un cafe tan dulce como amistoso mientras se ojea la estantería favorita de los clientes: “Los libros del librero”.
    Con un poco de suerte, la visita puede incluir el comentario ferviente de algún nuevo libro en forma de “no te estoy destripando nada, esto es lo que pasa en la primera página”. Cuando uno sale de allí, hacia la rutina, hacia la realidad, comienza a pensar cómo demonios conseguir el tiempo suficiente para poder leer esos libros maravillosos que Javier se está encargando de descubrirnos.
    Y encima de no contentarse con hacernos un poco más felices, nos da las gracias y nos concede un Premio Nobel. Qué poca vergüenza.

  2. Sebas Hidalgo dice:

    ¿De qué material están hechos los libros? ¿De madera, celulosa, papel…? ¿Cuáles son las propiedades de la madera? (Es muy resistente a los agentes químicos, insoluble en casi todos los disolventes y además inalterable al aire seco).Y sin embargo, una de las cualidades que no recogen los científicos y que sobresale por encima de cualquier otra es la del magnetismo. Alguien hablará algún día sobre el magnetismo y la atracción que ejercen los libros y los campos mágnéticos que se crean alrededor de las librerías. Esa sensación que muchos tenemos al pasar cerca de ellas, que nos desordena el entendimiento y nos arrastra hacia su interior, un desasosiego que solo desaparece cuando atravesamos el umbral y nos vemos rodeados de libros, de su olor, de su colorido y, sobre todo, de la ambientación de la propia librería. Y, al final, tomas en tus manos uno cualquiera (nunca sabes por qué lo has elegido) y compruebas su diseño,su textura, su tamaño(casi como haría un tasador de joyas), y lo abres al azar para leer un párrafo. Es entonces cuando el mundo, nuestro mundo, entra en armonía y nuestra mente pierde la medida del tiempo. Y tomas otro, lees, lo dejas; y otro, y otro… Así hasta que hallas lo que no buscas(y el regocijo es máximo), o encuentras lo que venías a buscar (y la satisfacción no es menor). Intercambias con el librero/a opiniones, pareceres e inquietudes sobre autores, obras, publicaciones nuevas y viejas (ellos, que son los guardianes de nuestros tesoros) y, por fin, lo compras y te lo llevas bajo el brazo deseando llegar a casa para empezar a leerlo sentado en tu sillón preferido.

    Javier, ayer mismo estuve en la librería por la tarde y me recomendaste que entrara en la web. Me alegra encontrar un sitio donde “los amantes de los libros” podamos establecer contacto y compartir entre todos nuestra ilusión. Te felicito doblemente: por el magnetismo de tu librería y por tu página en Internet.
    ¡Suerte y adelante!

  3. Sonia dice:

    Hola Javier, solo he pasado un avez por tu libreria, y no sera la ultima, donde compre Guerra y paz en edicion bolsillo, dificil de encontrar. Me sugeriste que visitara tu pagina, te acuerdas? soy la alcalaina afincada en Italia. Bueno, solo queria darte las gracias por tu pagina, por tu amabilidad y por tu gusto por los libros. Siempre que vaya por alli pasare a visitarte y, por supuesto, a que me recomiendes un libro. Encontraste algo sobre Milena Agus?
    Un abrazo y muchas gracias

  4. Raul dice:

    Fue hace cosa de 2 meses cuando, de manera casual, pase por primera vez por la libreria, buscando una edicion determinada de un libro. Y ya, desde ésa primera ocasión, siempre que estoy unos días en Alcalá, por allí me paso.

    Javier, muchas gracias a tí.

  5. Maite dice:

    Tengo tres libros que supongo han pasado por tus manos. Los tres me los han regalado. No te conocía, tampoco conocía tu librería … hasta hoy, cuando he entrado en tu página.

    A pesar de lo que me había hablado de tí y tu librería, creo que solo ahora empiezo a entender cómo podéis tu y ella deslumbrar a alguien que considero tan brillante, y como puedes atraer (ese magnetismo del que alguien habla por ahí)a quien es un auténtico espíritu libre. El me guía en mis lecturas como parece que haces tu con los que escriben en tus páginas. Y siempre acierta.

    Soy Maite, te escribo desde Durango, en Vizcaya. Espero que algún día nos presenten.

  6. núria dice:

    Como he llegado aquí? No lo sé.
    La única pena que siento es que tu libreria me queda un poco lejos. Volveré.

  7. Inma dice:

    Hola Javier,
    Pues yo también he seguido tus recomendaciones y acabo de visitar tu página. Me parece estupenda y quería agradecertelo expresamente, siento una gran satisfacción en descubrir que hay gente como tú que difunden la literatura y la lectura y hacen de Alcalá de Henares un ciudad más merecedora de ser cuna de Cervantes y que, dicho de paso, falta le hace a la que aspira a ser “capital europea de la cultura”. Ojala siguieran tu ejemplo más gente para hacer de la cultura del libro un parte integrante de nuestras vida.

  8. carmen dice:

    Hola Javier,

    Tu blog es precioso. Gracias. Tu librería no me pilla muy cerca, pero espero pasarme algún día por Alcalá. Aunque he de decir que no he leido ninguno de los libros de los que hablas, aprovecharé tus críticas para aprender. La verdad, estoy acostumbrada a la lectura fácil y me muevo mucho en el “circulo” los best sellers y todo eso, pero necesito un poco de aire. Estoy un poco harta de esos escritores que repiten mil veces la misma historia, (como tú muy bien dices), o de que pretendan venderme como buenísima a esa escritora que escribe fatal.Y encima te sientes fatal… ¿será de verdad que escribe fatal, o es que yo soy tonta y no lo sé apreciar?)
    Necesito otra cosa, algo más…. Quizás tus críticas me ayuden a encontrarlo.
    Otra vez, muchas gracias por este precioso blog.

  9. carmen dice:

    Oh, perdón. He repetido muchas veces fatal, fatal, fatal. Es que yo en estos sitios de internet, me “atabalo”

  10. ROSA dice:

    Estaba buscando la critica de “El lenguaje de las flores” Vanessa Diffenbaugh y he encontrado tu página me encanta que alguien se salga del guión y que no tengamos que leer lo que quieren “algunos”.
    Yo tambien he dejado muchos libros sin acabar porque no tengo vida suficiente para leer todo lo que quiero.Tambien tengo epocas de leer varios libros a la vez porque una sola historia igual no me llena. Quiero conocer autores fuera del circulo hispanoamericanos,americanos,ingleses,suecos…. igual los del antiguo telón de acero.

    Gracias por todo

  11. Hola, Javier
    me gustaría ponerme en contacto contigo pero no me funciona el icono de contacto de tu página. gracias
    Rosa.-


  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Funambulista
  • Nórdica
  • Periférica