- El rincón de Javier - http://www.lalibreriadejavier.com -

Mis críticas: El pie de Jaipur

[1]Javier Moro (Seix Barral Editorial)
238 Páginas – 17,50€

Cada uno de nosotros lleva dentro de sí una chispa de luz, una fuerza creativa. Algunos de nosotros hemos perdido la capacidad de usar partes de nuestros cuerpos debido a enfermedades o accidentes. Pero eso no tiene importancia. Es sólo un problema mecánico. Lo verdaderamente importante es que conservamos el espíritu humano, la capacidad de crear. (Stephen Hawking – pag. 211)

«El pie de Jaipur» es una novela que cuenta con algunos años en su haber. Pero que sigue rezumando frescura y denuncia allá por donde se mire. El pie de Jaipur fue la obra que dio a conocer multitudinariamente a Javier Moro, el flamante ganador del Premio Planeta 2011, después de haberse recorrido la Amazonia y habernos presentado su primer texto, Senderos de libertad, obra que le causó no pocos problemas con los «señores» de la selva y la huida a medianoche de ciertos poblados acuciado por las amenazas. La trama de «El pie de Jaipur» discurre a través de un lenguaje muy personal, pudiendo parecer un ensayo al que la inserción de ciertos diálogos, le hace cobrar agilidad y pulso narrativo, algo bastante usual en la obra de Javier Moro.

La historia nos narra el encuentro de dos seres destrozados: Christophe, un joven francés que tiene un desgraciado accidente en una playa y se rompe la columna a la altura de la cuarta vértebra, quedando tetrapléjico, y Song Tak, otro joven camboyano que pierde a toda su familia por el exterminio causado por Pol Pot y entra en una fase de inmovilización por ciertos coágulos que le estrangulan nervios fundamentales. En la habitación 306, en la que conviven, las camas expresan unos estados de ánimo absolutamente opuestos. Pero la juventud de ambos les une y ello sirve de acicate para sus respectivas curaciones.

Ayer tuve un emotivo encuentro con Javier Moro, justo dos días después de haber acabado de leer este libro por segunda vez. Y le pregunté sobre la vida de Christophe, el joven que poco a poco ha vuelto a la vida. Y Javier me explicó con una gran sonrisa el estado actual de él y la gran aventura de amor que acaba de iniciar, al igual que nos explicó que desempeña un gran cargo en un hospital en ayuda a niños con procesos de cáncer. La obra «El pie de Jaipur» es un canto a la esperanza. Es un himno a la superación y que anima a toda persona a tratar de llevar una vida plena y alegre siendo consciente de sus limitaciones. Pero esas limitaciones, como muy bien dice Stephen Hawking hacia el final de la obra, son sólo «limitaciones mecánicas de nuestros cuerpos». Las verdaderas capacidades del ser humano están dentro de su mente y siendo conscientes del gran poder que tenemos en ella. La obra, como muy bien sabe expresar, es un canto a la vida como pocas veces puede uno hallar. Pero Javier Moro no se queda exclusivamente en ese aspecto. Esta novela, que arranca en el año 1984 y acaba en 1992, año de las Olimpiadas de Barcelona y punto final del texto, es de igual manera una novela que nos enseña las dificultades que hay para hacer llegar las ayudas al tercer mundo ante la corrupción que existe en todos los poderes. Nos enseña la exacerbada burocracia de las grandes multinacionales de la ayuda humanitaria y el negocio que ello conlleva, y nos habla de la belleza y efectividad de los empeños de ciertos médicos por conseguir una vida decente en los países del tercer mundo.

No seré el dueño de mi destino, pero soy el capitán de mi alma. (Philip Brickman, psicólogo)

El pie de Jaipur es una obra vibrante y absolutamente vigente a pesar de los casi veinte años que lleva en el mercado. Y ello se nota en las ya once ediciones que arrastra. Javier Moro es un excepcional novelista, como lo ha demostrado en las cuatro últimas obras escritas por él, pero es de igual manera un retratista de la condición humana allí por donde vaya. Sus libros son muy valientes, aleccionándonos sobre la desaparición de la región del Amazonas y las mafias implicadas, del problema del Tibet y la encrucijada de ese país enclavado entre las grandes potencias que lo ahogan o sobre el sentido de la vida cuando las personas no encuentran razones para una vida digna.

Javier Moro ha colaborado desde muy joven en medios de prensa nacionales y extranjeros. Ha trabajado como investigador en varios libros de Dominique Lapierre y Larry Collins. Coproductor y guionista de las películas Valentina y Crónica del alba, ambas basadas en la obra de Ramón J. Sender, estuvo seis años en Estados Unidos desarrollando proyectos de cine y televisión, donde colaboró con directores como Ridley Scott. Es autor de Senderos de libertad (Seix Barral, 1992), El pie de Jaipur (Seix Barral, 1995), Las montañas de Buda (Seix Barral, 1998), Era medianoche en Bhopal (2001), en colaboración con Dominique Lapierre, y El sari rojo (Seix Barral, 2008). Su novela Pasión india (Seix Barral, 2005), la historia de la bailarina española que se casó con el maharajá de Kapurthala, ha sido uno de los grandes éxitos de crítica y ventas de los últimos años en España y, con su traducción a diecisiete idiomas, en varios países europeos.

Un impresionante alegato a favor de la dignidad humana y la superación de obstáculos.