La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Jonas Jonasson (Salamandra Editorial)
Título original: Hundraåringen som klev ut genom fönstret och försvann
Traducción del sueco por Sofía Pascual Sape
414 Páginas – 19 €

Hay títulos que nos deciden a interesarnos por ciertas obras. Y este es uno de ellos. El acierto en elegir una buena frase o dos palabras que seduzcan a un posible comprador es un asunto bastante serio que las editoriales tendrían que estudiar a fondo. No sé si el título de la obra fue impuesto por la editorial sueca que tuvo la suerte de publicarlo -ya ha vendido un millón de copias de esta novela-, aunque me inclino a pensar que fue el propio autor el que lo puso. Lo cierto es que “El abuelo que saltó por la ventana y se largó” es quizás la novela más divertida que he leído en años. Y su estructura no es nada fácil, cosa que suele ocurrir con las obras que navegan en clave de humor.

Allan Karlsson es un viejo con muchas ganas de vivir que, el día en el que cumple cien años, y poco antes de una fiesta que le van a preparar en el asilo en el que vive, se fuga dando un salto por la ventana. Después de muchos esfuerzos llega a una estación de autobuses en donde compra un billete para un pueblo cualquiera, da lo mismo el que sea, lo importante es huir. Pero el azar hace que un chiquito bastante maleducado le pida vigilar una maleta mientras va a los aseos. De repente aparece el autobúa que ha de coger. Y Allan, ni corto, ni perezoso, se monta en él llevándose esa gran maleta. Poco sospecha que ese acto le va a cambiar la vida ya que dentro de ella hay 50 millones de coronas obtenidas de manera no muy legal.

“El abuelo que saltó por la ventana y se largó” es una comedia al estilo inglés, con multitud de gags, y que se devora desde la primera hasta la última página. Y es que, si el público en general, ese que se deja aconsejar por las revistas “literarias”, se cree que en los países nórdicos sólo se escribe novela negra he de decirles que están muy equivocados. A la continua repetición de clichés sobre temas negros de autores acabados en larssen, lerssen o lirssen, o de cualquier otro sufijo, y que usan sus editoriales como símbolo de calidad de sus obras les queda poca vida. El tema NNN (novela negra nórdica) está ya tan explotado que los lectores buscan algo totalmente diferente. No es de extrañar que esta divertida novela se haya alzado, además de con premios tales como el del gremio de los libreros o mejor novela del año, con el favor del público lector, lo que la ha hecho llegar a tener unas ventas millonarias como nunca se recuerdan. Pero es que esta novela es muy, pero que muy buena. Incluso me atrevería a decir que mejor que cualquiera de las de su vecino de península Arto Paasilinna. O que todas ellas juntas.

Y es que es verdaderamente difícil hacer una comedia que no decaiga y que tenga claros valores de estilo. Y los tiene en gran medida. Frente a las dos líneas narrativas, la huida hacia adelante del viejecito, al que cada vez le acompaña más gente implicada en el robo, se le une otro hilo argumental increíblemente endiablado que parte de la vida del padre de Allan y continúa con su periplo vital a través de países y mandatarios de todo el siglo XX. Este libro lo he devorado en muy poco tiempo y me he reído con él como pocas veces. Y es que me ha hecho recordar -y volver a coger para releerlo- una obra que fue la primera novela que recuerdo haber leído en mi vida. Se trata de un libro que me regaló mi abuelo titulado “Viajes morrocotudos”, con el subtítulo de “En busca del Trifinus melancólicus”, escrito por Juan Pérez Zúñiga e ilustrado por Xaudaró. Una obra publicada por Biblioteca Nueva de Madrid en 1952 y que guardo como oro en paño. Esta divertidísima novela, una especie de “Viaje alrededor del mundo en 80 días” (que en caso de la obra del sueco en cuestión vienen a ser unos 80 años) tiene bastantes nexos de conexión con la novela “El abuelo que saltó por la ventana y se largó”. Y es que en este relato el protagonista recorre la historia del mundo pasando desde la revolución bolchevique hasta a llegar a salvar al general Franco en un atentado, codearse con Harry Truman, poner de los nervios a Stalin, idear la bomba atómica, ser atrapado por los fundamentalistas iraníes al huir de las tropas de Mao o compartir con Glenn Miller el secreto de ser este músico un nazi convencido. En fin, una locura tras otra pero, con una maestría a la hora de hilar las historias, como pocos escritores de hoy en día. El autor confiesa su admiración por Márquez y sus “Cien años de soledad” (su novela le debe bastante, incluso estilísticamente hablando) y por España, ya sea por su historia, reflejada en varios capítulos de la trama, o por la devoción que siente por Lorca o Cela, al que nombra con su “Familia de Pascual Duarte”. En fin una obra que rezuma inteligencia, buen hacer y diversión a raudales.

Jonas Jonasson nació en 1962 en Växjö, una pequeña ciudad del sur de Suecia. Tras una larga carrera como periodista, consultor de medios y productor de televisión, Jonasson decidió empezar una nueva vida y redactar la novela que llevaba años queriendo escribir. Se instaló entonces en Ponte Tresa, una pequeña ciudad junto al lago de Lugano, en Suiza, donde escribió El abuelo que saltó por la ventana y se largó. En la actualidad, Jonasson vive en Suecia, en una pequeña isla en el mar Báltico.

Si hay un buen libro actual, bien escrito, original y que nos va a hacer pasar increíbles ratos de diversión y entretenimiento, ese es “El abuelo que saltó por la ventana y se largó”. Sin lugar a dudas.


21 respuestas hasta ahora.

  1. Ester dice:

    Me ha entretenido y me ha divertido, me ha gustado mucho, ha sido una lectura refrescante y el autor me ha dejado pasmada porque cualquier otro hubiera caido en el ridiculo si pretendiera contarnos una historia con esas peripecias tan estrambóticas pero le sale bordada. Además creo que es un libro que puede gustar a cualquier tipo de lector si alguien estaba indeciso yo le animo a que lo disfrute.

  2. Manuel dice:

    Una buena crítica que coincide con lo que pienso del libro.

  3. Marta dice:

    La verdad es que hacia mucho que no me reía tanto con un libro,es realmente ingenioso y entretenido. como suele pasar, da gusto dejarse guiar por ti.

  4. [...] Porfín Javier ha hecho la crítica de este libro, si prefieres leer la crítica de un avezado crítico literario pincha aqui [...]

  5. Felix Maocho dice:

    ¡¡¡Ojo!!!. El comentario anterior salió, porque yo hice la crítica de este libro en mi blog primero y avisaba que hgabía una mejor critica pinchando en el enlace, que lleva exactament a esta página.

    Los duendes, al pasarse automáticamente el enlace a esta página hacen que lo que escribí en mi blog, al cambiar el contexto, cambie de sentido y digan exactamente lo contrario que lo que yo expresaba en mi blog.

    Que quede claro que considero a Javier, mucho mejor critico literario que yó y que por lo tanto, considero mas preferible leer su crítica que la mía. Ya me gustaría ser mejor critico que él pero ni harto de vino creo que esa sea la realidad, por eso le tengo a él como critico literario habitual de mi blog.

    • javier dice:

      Jajaja. Avezado crítico literario… Soy simplemente un contertulio de los libros que recibo y leo. Y si mi opinión sirve de ayuda, pues más que mejor. Gracias, Félix, por tus palabras.

      • Felix Maocho dice:

        Aparte de lo que yo personalmente te admire como crítico, cosa que creo lo tengo demostrado con los hechos, resultaba tan especialmente presuntuoso, que en un comentario hecho de TU blog, aparezca recomendando leer MI crítica como mejor que la tuya, que me he sentido obligado a dar una explicación, para no quedar como un completo gilipoyas.

        Prefiero quedar sólo como mal crítico, algo que tengo absolutamente asumido, que como gilipoyas, que sinceramente creo que aun no lo soy, aunque por desgracia es solo cuestión de tiempo, pues aunque no me enteraré,(de lo cual ne alegro), un día me volveré gagá, o sea un viejo gilipoyas.

  6. El lector dice:

    Habrá que leerla. Aunque el título en sueco parece más inquietante

  7. JUAN CARLOS dice:

    Reconozco que tanto el título como la imagen de portada tienen fuerza y pueden captar nuevos lectores. Si además se suman el éxito de ventas en Europa y la buena acogida por la crítica se entiende que esté absolutamente sorprendido y decepcionado ante esta obra que francamente no me ha gustado. Se entremezclan dos historias a cual más rocambolesca. Los personajes son planos, sin espíritu, superficiales, caricaturescos. No entiendo el entusiasmo, la carcajada que aparentemente suscita en los demás. Las escenas son tan absurdas que impiden que me meta en la novela. Como se trata de un divertimento todo está permitido, se considera que no es necesaria la credibilidad y se fuerza la trama a conveniencia. Me parece una obra prescindible.

  8. Juan dice:

    A mi me ha parecido un libro ameno, simpático y hasta gracioso, pero no hilarante como he leído en otras críticas. Para eso prefiero “Mi familia y otrso animales” de Gerald Durrell o “El antropólogo inocente” de Nigel Barley entre otros. Pero realmente se lee bien.

  9. Sonia dice:

    tenía dudas, ahora fijo que me lo compro y lo leo, me has convencido.

  10. carmen dice:

    Yo no pude con este libro. Me sentí muy atraida por la historia, pero tuve que dejarlo a la mitad, porque me pareció tontísimo y sin ninguna gracia. :(

  11. aziz el bouti dice:

    le vieux qui ne voulait pas feter son anniversaire ,vraiment est un roman tres beau, attachant, superbe….
    Quand vous ouvre le livre, vous etre envie de savoir ce que ce.pasera en suite ,et en meme temps ne vouliez pas que se finisse.
    Ca fait tres longtemps que je lis pas un roman aussi sympa et drolment inteligent Comme ca.
    Un million de merci a jonas por faire nous plaisir de lire et relire cette grande ouvrage, encore une fois merci.

  12. lluis d´Abrera dice:

    Particularmente creo que leer novelas de trama inventada no deja de ser como ver una película en la que el director (que no el guionista) es uno mismo, sin mas. El único beneficio que extraigo de ello es el enriquecimiento gramatical que uno gana leyéndolas, pues siempre hay algún ´´palabro´´ que te lleva a mirar el diccionario para ver su significado y así enriquecer el léxico de uno mismo. No digo que me gusten los ensayos sobre cualquier materia compleja ni mucho menos, pero si las novelas narrativas basadas en hechos históricos o recientes, pero reales que te aportan conocimientos. Reclamo el derecho a discrepar en este foro y sin acritud…. un saludo a todos.

  13. U3E, Educación para el adulto mayor de hoy dice:

    [...] Allan Karlsson es un viejo con muchas ganas de vivir que, el día en el que cumple cien años, y poco antes de una fiesta que le van a preparar en el asilo en el que vive, se fuga dando un salto por la ventana. Después de muchos esfuerzos llega a una estación de autobuses en donde compra un billete para un pueblo cualquiera, da lo mismo el que sea, lo importante es huir. Pero el azar hace que un chiquito bastante maleducado le pida vigilar una maleta mientras va a los aseos. De repente aparece el autobúa que ha de coger. Y Allan, ni corto, ni perezoso, se monta en él llevándose esa gran maleta. Poco sospecha que ese acto le va a cambiar la vida ya que dentro de ella hay 50 millones de coronas obtenidas de manera no muy legal. Si hay un buen libro actual, bien escrito, original y que nos va a hacer pasar increíbles ratos de diversión y entretenimiento, ese es “El abuelo que saltó por la ventana y se largó”. Sin lugar a dudas. Fuente: La librería de Javier. [...]

  14. césar dice:

    Me pareció un libro muy divertido a la vez K.muy ameno y fácil de leer. Mi más sincera enhorabuena al escritor

  15. home living now dice:

    I do not even know how I ended up here, but I thought this
    post was great. I don’t know who you are but definitely you’re going
    to a famous blogger if you aren’t already ;) Cheers!

  16. U3E, Educación para el adulto mayor de hoy dice:

    [...] Allan Karlsson es un viejo con muchas ganas de vivir que, el día en el que cumple cien años, y poco antes de una fiesta que le van a preparar en el asilo en el que vive, se fuga dando un salto por la ventana. Después de muchos esfuerzos llega a una estación de autobuses en donde compra un billete para un pueblo cualquiera, da lo mismo el que sea, lo importante es huir. Pero el azar hace que un chiquito bastante maleducado le pida vigilar una maleta mientras va a los aseos. De repente aparece el autobúa que ha de coger. Y Allan, ni corto, ni perezoso, se monta en él llevándose esa gran maleta. Poco sospecha que ese acto le va a cambiar la vida ya que dentro de ella hay 50 millones de coronas obtenidas de manera no muy legal. Si hay un buen libro actual, bien escrito, original y que nos va a hacer pasar increíbles ratos de diversión y entretenimiento, ese es “El abuelo que saltó por la ventana y se largó”. Sin lugar a dudas. Fuente: La librería de Javier. [...]

  17. [...] Allan Karlsson es un viejo con muchas ganas de vivir que, el día en el que cumple cien años, y poco antes de una fiesta que le van a preparar en el asilo en el que vive, se fuga dando un salto por la ventana. Después de muchos esfuerzos llega a una estación de autobuses en donde compra un billete para un pueblo cualquiera, da lo mismo el que sea, lo importante es huir. Pero el azar hace que un chiquito bastante maleducado le pida vigilar una maleta mientras va a los aseos. De repente aparece el autobúa que ha de coger. Y Allan, ni corto, ni perezoso, se monta en él llevándose esa gran maleta. Poco sospecha que ese acto le va a cambiar la vida ya que dentro de ella hay 50 millones de coronas obtenidas de manera no muy legal. Si hay un buen libro actual, bien escrito, original y que nos va a hacer pasar increíbles ratos de diversión y entretenimiento, ese es “El abuelo que saltó por la ventana y se largó”. Sin lugar a dudas. Fuente: La librería de Javier. [...]