La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Los libros que se leen en la playa

Publicado por Javier El 18/07/2012 a las 6:54 Un Comentario

He estado pasando unos días en la playa a principios de julio. Aparte de comer pescado fresco cerca del mar y darme unos bañitos reparadores, he podido leer unos cuantos libros de los que os daré cuenta en unos días. Pero en la playa las horas se hacen aburridas y conviene tomar ciertas iniciativas. Este año me he planteado ver que libros son los que la gente lee en su tiempo de sol y playa. Y por ello me he paseado con bolígrafo en mano y papel para tomar nota de las lecturas favoritas de este año. Me he dado cuenta que aún hay pocos lectores electrónicos en estos lares. Si bien en los chiringuitos es más visible su presencia, a lo largo de cuatro días de orilla en el mar he visto sólo dos de ellos, si bien uno estaba con un iPad y un juego de estrategia. Y ahora os voy a decir cuáles son los títulos que más he observado este verano.
Me he quedado sorprendido al ver, en el primer día de investigación, a dos bañistas con la obra “La leyenda del ladrón”, lo que me ha producido una gran alegría al ser la obra que más he recomendado para estas vacaciones. Dos días después vi a otro veraneante con la misma obra. De la misma manera he visto, pero esta vez en tres mujeres (hay que pensar que la obra va dirigida especialmente para el público femenino), la obra “50 Sombras de Grey”. Es una novela que atrapa, con una lectura sencilla, llena de intriga, sensualidad y morbo. Al día siguiente de llegar a la librería recibí las dos continuaciones de esta obra y por la que los editores han apostado como la novela superventas del verano. Me he encontrado con dos hombres leyendo a Andrea Camilleri, uno de ellos de Madrid con el cual entablé conversación, con la última novela de Montalbano, “La edad de la duda” de la que os hablaré en unos días, y a otro hombre con su anterior obra “La paciencia de la araña” de hace unos años. Es de reseñar que me he encontrado con dos mujeres que, después de casi tres años de su puesta en el mercado, estaban devorando “Tiempo entre costuras” en formato de tapa dura. En cambio han sido dos los hombres que he visto con dos obras de Ruíz Zafón, “La sombra del viento” y “El prisionero del cielo” asimismo en formato de tapa dura, mientras que una joven madre de dos niños devoraba en una tumbona “La sombra del viento” en edición de bolsillo. Otras de las obras que he visto ha sido “El lector de Julio Verne”, asimismo en una mujer joven; “Prométeme que serás libre” en un señor de unos 50 años y que le ha acompañado todos los días que le hemos visto en la playa; “Juego de Tronos” en un joven de unos 30 años que no se despegaba de la novela; “El jardín olvidado” era devorado por una mujer madura en un chiringuito mientras el marido la daba al móvil a toda pastilla, y un hombre de mediana edad, sin meterse en el agua, no daba abasto a “El imperio eres tú” de Javier Moro. Aparte de ello ha visto algunas obras de evasión y novelas rosas en algunas bañistas. La verdad es que la playa es uno de los sitios preferidos para leer, y la temperatura que ha hecho estos primeros días de julio ha sido bastante benigna como para tirarse horas y horas con el libro en las manos y disfrutando de la brisa. Me he dado cuenta que la tapa dura está muy presente en las playas, algo que no creía en absoluto. Y algo he constatado que ya sabía: a los lectores de playa les encantan las obras de larga duración y de temas tipo bestseller.
Os deseo unos felices días a los que todavía os quedan vacaciones y que lo paséis bien ante el caliente otoño que nos espera.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

Una respuesta hasta ahora.

  1. Cesáreo Pérez Aquino dice:

    Excelente!!!! En los libros está la vida, los sueños, los viajes, las ilusiones, las alegrias,las tristesas, encuentras una maravilla, ni sabes donde empezar y terminar!!!


  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Funambulista
  • Nórdica
  • Periférica