La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Mis críticas: Doctor Marigold

Publicado por Javier El 15/10/2012 a las 6:36 Añadir comentario

Charles Dickens (Contraseña editorial)
Traducción de Ismael Attrache
78 Páginas – 11 €

Un nuevo libro de esta editorial zaragozana y que viene a ser un peldaño más en su buen hacer de rescatar textos perdidos e interesantes. Las obras que publica la editorial Contraseña suelen ser textos de poca envergadura y que vienen muy bien a la hora de tomarlos como “entremeses” literarios entre novelas de grosor considerable. Y es por ello por lo que suelo reservarlos para fines de semana tranquilos en los que, con un buen café en la mesa, degusto tales textos de una tacada.

El nuevo ofrecimiento de Contraseña es una obra casi perdida de Charles Dickens y que no había sido objeto de reedición en este comienzo de año, bicentenario del nacimiento del autor. Doctor Marigold, a pesar de la brevedad de la historia, contiene la esencia del mejor Dickens y que se muestra en obras de mayor calado.

Yo nací en la carretera de la Reina, aunque en esa época todavía se llamaba “del Rey”. Mi padre hizo venir a un médico para que atendiera a mi madre cuando ésta se puso de parto en un ejido; como este doctor era un caballero muy bondadoso y se conformó con aceptar una bandeja de té por toda retribución, a mí me bautizaron Doctor como muestra de gratitud y respeto hacia ese hombre. Ese soy yo. Doctor Marigold. (p. 10)

Los recuerdos de un buhonero son narrados con soltura y desparpajo por el protagonista de la historia. Desde su nacimiento, en el que se nos detalla el por qué de su nombre “Doctor” a pesar de no ser doctor en nada y los años posteriores: su infancia en la carreta de su padre, las desgracias acontecidas a su madre y hermana, la desgracia que le sobreviene al casarse con una mujer malhumorada y violenta que maltrata a la hija de ambos, y el encuentro con una niña sordomuda de la que se hace su mentor y padre adoptivo.

“Doctor Marigold” es una pequeña pieza deslumbrante dentro de la obra del genio inglés. Si nos dedicamos con un lápiz a subrayar las partes de este texto que nos remiten a otros del mismo autor veremos que no hay página que no nos haga recordar aspectos de otras grandes novelas. Y es que la Inglaterra de hace dos siglos está perfectamente retratada, en sus personajes y en el paisaje rural y urbano así como en cualquiera de las más conocidas. De la misma manera, hay partes de esta breve novela que nos remiten a la vida del escritor, aspecto que suele ser muy corriente en toda su producción. Las penurias de los protagonistas y la infinita tristeza y soledad de ellos nos recuerdan periodos de la vida su de Dickens. En tan breve texto, con la deliciosa prosa a la que estamos acostumbrados, y sin perder ese humor inglés que a rachas aparece en sus novelas, nos comenta algo tan actual como es la estirpe política, nuevos chamarileros que hablan y hablan y nunca cumplen pero, eso sí, sin el pago de impuestos a lo que están obligados los primeros. “Doctor Marigold” fue publicada entre sus dos últimas obras, “Nuestro común amigo” y “El guardavíaa”, y lo fue dentro del número extra de navidad de la revista All the year round, según nos comentan los editores en el epílogo de este libro. Esta revista incluía un relato dirigido por Charles Dickens en ocho capítulos, de los que sólo el inicial y el final eran de su autoría, siendo los otros un relleno de diversos escritores de la época. Unos años después se publicó, junto a otros relatos, en la versión extractada de los dos únicos capítulos de su autoría y que son los que nos presenta la editorial Contraseña en esta cuidada edición.

Charles Dickens nació el 7 de febrero de 1812 en Portsmouth (Reino Unido), aunque pasó la mayor parte de su infancia en Kent y Londres. En 1824, su padre fue a la cárcel por no pagar sus deudas, por lo que el futuro escritor tuvo que ponerse a trabajar en una fábrica, donde conoció las duras condiciones de vida de las clases más humildes. En 1827 empezó a trabajar como pasante de abogado y, poco después, como cronista parlamentario. En 1836 apareció su primer libro, Esbozos de Boz, un volumen en el que se recogía una serie de artículos sobre la vida cotidiana de Londres. Los papeles póstumos del Club Pickwick se publicó por entregas durante 1836 y 1837 en el periódico The Morning Chronicle, forma en la que se publicaron todas sus novelas y que fue uno de los motivos del éxito que alcanzaron. A esta novela le siguieron Oliver Twist, Nicholas Nickleby, La tienda de antigüedades y Barnaby Rudge. En 1842 viajó por Estados Unidos, experiencia que reflejó en sus Notas de América y en la novela Martin Chuzzlewit, que supuso el mayor fracaso de su carrera. A la vuelta de su viaje empezó a trabajar en su celebérrima Canción de Navidad, publicada en 1843. Con Dombey e hijo (1846-1848) se inicia su etapa de madurez. A esta novela le siguieron David Copperfield, Casa desolada, Tiempos difíciles, La pequeña Dorrit, Historia de dos ciudades, Grandes esperanzas y Nuestro amigo común. Dickens falleció el 9 de junio de 1870 en Gad’s Hill Place, su casa de campo en Higham (condado de Kent). Está enterrado en el Rincón de los Poetas de la abadía de Westminster.

“Doctor Marygold” es una breve y deliciosa novela con todos los ingredientes típicos de la escritura de Charles Dickens. Una excelente opción para una tranquila tarde de otoño junto a un buen café.



  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • Editorial Periférica
  • Editorial Sajalín
  • Editorial Nórdica
  • Editorial Contraseña