La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Mis críticas: Una tienda en París

Publicado por Javier El 13/11/2012 a las 7:06 Añadir comentario

Máxim Huerta (Martínez Roca)
350 Páginas – 18,90 €

“Una tienda en París” es la nueva novela de Máxim Huerta, la tercera después de “Que sea la última vez…” y “El susurro de la caracola”, una obra que le lleva a ser reconocido como escritor en los medios literarios.

Teresa es una mujer que perdió a su madre siendo bien joven. A partir de ese triste suceso, y que no puede olvidar, para a ser criada por una tía suya de educación bien estricta. Ella se siente sola y desgraciada. Acude a clases de pintura con el ánimo de poder ver un resquicio de luz en su vida. Pero el profesor que le enseña los rudimentos de este arte se empeña en que pinte en blanco y negro. Teresa se siente mal. Ella desea una vida llena de color que no encuentra ni en su afición, ni en su existencia. Un día, paseando, recala en un anticuario en el cual se siente atraída por un antiguo cartel de una tienda de telas parisina. Y con él emprende una nueva vida. Pero lo que Teresa no se imagina es que la dueña de esa tienda ya desaparecida, Alice Humbert, tiene mucho que ver con su futuro. Más que ninguna otra cosa.

Máxim Huerta ha dado un gran salto con este obra, ambiciosa y bien tramada, aunque sencilla y romántica a todas luces. La propuesta de este famoso presentador es la de ofrecernos una simple historia, dirigida por supuesto al público femenino, y que entretenga y haga soñar a partes iguales. Para ello se vale de un McGuffin bastante sencillo pero efectivo a todas luces: un cartel anunciador de una tienda de tejidos de principios del siglo pasado. Y, en él, el nombre de una mujer, Alice Humbert, y que será el alter ego de nuestra protagonista en tiempo actual. La trama va desglosada en dos tiempos narrativos que corren paralelos según avanza nuestra lectura. En esos tiempos narrativos el autor nos presenta a nuestras dos mujeres protagonistas, Teresa, en tiempos actuales, y Alice, a comienzos de los años veinte. Estas historias de afirmaciones existenciales corren paralelas en ambos casos y llegan, bien avanzada la obra, a confluir, si no en el tiempo de los hechos, sí en los sentimientos de ellas dos, dotando a la novela de dos capas argumentales de complicidad concurrente.

“Una tienda en París” es una deliciosa y sencilla novela que encandilará al público femenino de cierta edad. Y es que la complicidad del autor expresada en bastantes aspectos así lo busca. Los diálogos sobre la existencia personal de la protagonista y los colores de la vida plasmados en el segundo capítulo son un buen comienzo para engancharnos en su andadura. Pero es que toda la obra está plagada de emociones, misterios y sentimientos. La banda sonora de ese París con el que todos soñamos plasmada en la canción “La question” de Françoise Hardy junto a los discretos esbozos de las calles y plazas de esta ciudad a lo largo de toda la obra, el jugoso discurso sobre el sentido de la vida (p.88), la maleta que se abre misteriosamente (p. 104), el valor de los objetos que transportan nuestros recuerdos (p. 115) o el inesperado encuentro con la madre de Alice al salir de una cena (p. 249) son puntos que, unidos a los inesperados giros en la trama, nos enganchan en su lectura de forma adictiva. En la novela pesa un halo romántico de historia de amor, lujo y supervivencia en ese París de modistos, pintores y artistas célebres de los años 20 pero, asimismo, de las pobre chicas que se tenían que prostituir para salir adelante en esos otros barrios grises y con menos glamour y que, después de la Gran Guerra, aún no habían sido restaurados. Máxim Huerta es un escritor humilde y honesto que, sin querer aspirar a obras de gran envergadura estilística, sabe plasmar su historia con sencillez y sabiduría captando al lector y haciéndole partícipe de una trama sincera y evocadora.

Màxim Huerta Hernández (Utiel, Valencia, 1971) es periodista. Tras licenciarse en Ciencias de la Información por la Universidad CEU San Pablo de Valencia, inicia su trayectoria profesional en radio y medios escritos de su tierra natal. Su salto a la televisión se produce en 1997, año en el que se incorpora a Canal 9. Comienza a trabajar en Telecinco en 1999, al frente del informativo regional de la cadena para la Comunidad Valenciana.Ese mismo verano pasa a la emisión nacional al convertirse en uno de los rostros de Informativos Telecinco, en los que permanece cinco años presentando distintas ediciones. Durante ese período presenta La noche temática de los juegos de rol y forma parte del equipo informativo de elecciones y grandes acontecimientos, como la guerra de Irak, de Afganistán o la boda real.En 2005 da un giro a su carrera profesional —hasta ese momento siempre vinculada a los espacios informativos— y se incorpora al equipo de presentadores de El programa de Ana Rosa, un magacín conducido por la popular periodista Ana Rosa Quintana. Formó parte también del equipo de Queremos hablar, en Punto Radio.
Màxim Huerta es miembro de la Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión y colabora en Vanidad y Divinity. Una tienda en París es su tercera novela. Anteriormente había publicado Que sea la última vez… y El susurro de la caracola, todo un éxito de ventas y crítica.

Una Tienda en París es una novela de amor bella y sencilla que cautivará a miles de lectores y que les dejará un muy buen sabor de boca.



  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • Editorial Periférica
  • Editorial Sajalín
  • Editorial Nórdica
  • Editorial Contraseña