La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Mis críticas: Volver a nacer

Publicado por Javier El 20/01/2013 a las 7:21 4 Comentarios

Hace unos tres años, en octubre de 2009, salió una de esas obras que se nos quedan grabadas para siempre en la memoria. Su título: “La palabra más hermosa”. Un título que no tenía nada que ver con el original llamado “Bienvenido al mundo”. La novela no acabó de cuajar y aún hoy en día los ejemplares que recibo son de su primera edición. Eso sí, con la cubierta de la película protagonizada por Penélope Cruz y que lleva por título “Volver a nacer”, exactamente el mismo con el que han rebautizado a la obra de Margaret Mazzantini. Y es que muchas de las veces ha de ser el cine el que haga descubrir a potenciales lectores la belleza de una novela que supera, con creces, el film. Y por ello recupero mis palabras, las que vertí sobre esta obra en su momento de salida. Os recomiendo encarecidamente su lectura, aunque paséis de ver la película.

Volver a nacer
Venuto al mondo
Margaret Mazzantini (Lumen Narrativa)
Traducción de Roberto Falcó Miramontes
544 Páginas – 22,90 €

La piedad muere con tu primera víctima

Desde mi punto de vista el lanzamiento de esta obra de Margaret Mazzantini es el más importante de todas las ediciones por mí leídas en este año. He tenido la suerte de tener una de las galeradas de esta obra y haberla leído antes de su puesta a la venta y con tranquilidad. Y ahora que ya está en la librería os comento mis impresiones.
La gran novela que es La palabra más hermosa se sustenta en tantos puntos de apoyo que es difícil abarcarla en un somero comentario. A ello contribuye sin duda los ocho años dedicados a plasmar dicha obra, una obra en la que se precibe desde el primer momento que ha nacido sin ánimo de cumplir con ninguna editorial y que goza de una escritura reposada y revisada hasta en el más mínimo detalle. En dicha obra hay amor, pasión, retrato de una época, aventura, suspense, tema social y un gran final. Y por si fuera poco la escritura de esta obra está hecha con verdadero amor a la literatura y no escatima en hilvanar poesía hecha prosa, pasajes que nos hacen pensar un buen rato deteniendo la lectura y frases fulminantes que nos dejan sin respiro.

Ahora entiendo qué es el arte, … es cuando Dios tiene nostalgia de los hombres. (Gojko)

Una llamada inesperada despierta a Gemma en Roma. En ella se le comunica la inauguración de una exposición de fotos en Sarajevo del que fue su marido, Diego, fotógrafo free lance, y padre del hijo que con ella vive. Al momento decide ir con él y así se lo comunica a la vez que a su actual pareja. Será la ocasión de volver a enfrentarse a los fantasmas del pasado y recordar su paso por esa dramática ciudad. Pero será también la oportunidad de que su hijo Pietro de dieciséis años descubra el sitio en el cual nació y del que no conoce nada. Un hijo despreocupado que pasa de todo en la vida y lo tiene todo resuelto. Una madre que quiso tener a toda costa un hijo del hombre que más amaba en la vida y lo consiguió a un muy alto precio. Una ciudad sumida en un infierno constante. Estos son los comienzos de nuestra trayectoria.

Una de las cualidades más destacadas del texto es la de saber plasmar, de manera absolutamente magistral, los escenarios por los que transcurre la trama. Si bien se nos esbozan escuetamente unos primeros planos de Roma, ya sentimos el pulso de sus sucias, desiertas y sofocantes calles. Pero es al empezar esta itinerante historia cuando se nos desvela la gran sensibilidad y maestría que derrocha en cada línea la escritora. En el largo periplo por quedarse Gemma embarazada, recorre ciudades de la antigua Unión Soviética y el textonos deja palpar la miseria de sus habitantes y la pobreza de sus ciudades, reflejándonos un claro escenario de la Rusia de comienzos de los 90. Narra de manera maestra las ciudades actuales de la costa adriática y su turismo actual y despreocupado con la historia. Pero hay algo que realmente sobrecoge: la descripción de los acontecimientos de Sarajevo desde los primeros instantes hasta que ya nada podía evitar ese sangrante lento morir de la ciudad y su gran dignidad frente a la indiferencia del resto del mundo. Esa lentitud en la caída que se refleja en las páginas de esta novela: los disparos esporádicos en las montañas colindantes, la confianza de las gentes en la imposibilidad de lo que está a punto de desencadenarse, esos semáforos estropeados que son los destacamentos de la ONU en la ciudad, la extraña connivencia de los francotiradores con las tropas de pacificación, la alimentación en esos días en los que la gente hacía acopio de caracoles y ortigas en los jardines… Todo, todo ello es detallado de forma memorable. Hay que hacer hincapié en los impresionantes personajes secundarios que pululan por la novela: la florista que vende flores de papel al no haber cultivo de ellas en el asedio, la descripción increíble del niño azul en la sala de cadáveres, los animales habitantes del zoológico de la ciudad que mueren de hambre al no poder acudir sus cuidadores, así hasta nuestro joven fotógrafo protagonista, disparando su cámara sin tener película en ella… Me extrañaría encontrar un ensayo sobre esos días del asedio de Sarajevo y que fuera más fidedigno al enumerar esos momentos indescriptibles e incomprensibles dentro de la trágica historia de nuestros días.

Hija del escritor italiano Carlo Mazzantini y de la pintora irlandesa Anne Donnelly, Margaret Mazzantini nació en Dublín en 1961. Transcurrió su infancia viajando por toda Europa con su familia y actualmente vive en Roma con su esposo, el actor y director Sergio Castellito, y sus cuatro hijos. Durante diez años Mazzantini se dedicó a la interpretación teatral y trabajó como primera actriz del Teatro Stabile de Génova. En aquel tiempo publicó su primera novela, titulada Il catino di zinco, pero fue en 2001, cuando triunfó con No te muevas, con el que obtuvo el Premio Strega. Desde entonces hasta hoy, la literatura se ha convertido en su única dedicación.Vuelvo a repetir que la obra que en estos momentos tengo en mis manos es con total seguridad la mejor novela que he leído este año.

Lectura absolutamente recomendable y obligatoria.

Aquí yace enterrada media ciudad de Sarajevo. Las fechas de nacimiento cambian, las de la muerte se repiten. Era como un saco negro, el destino. La muerte tuvo una cosecha extraordinaria esos tres años.


4 respuestas hasta ahora.

  1. Maria Victoria dice:

    Hola Javier. Leí este libro hace dos o tres años y me impresionó. Me dejó el corazón encogido. Creo que incluso me enfadé con el resto del mundo y conmigo misma por no prestar la atención que merecía todo lo que estaba ocurriendo en Sarajevo. Cómo pudimos mirar para otro lado mientras en Europa se estaba librando una guerra tan cruel.
    Me pareció una gran novela: impresionante, emotiva, triste, hermosa, cruel y desgarradora por momentos.

  2. Nelisa dice:

    Estoy de acuerdo contigo en todo, Javier. Ahora sólo quiero saber cómo quitar esta angustia que me quedó dentro y me hace llorar.

  3. Natàlia dice:

    A mi me pasa exactamente lo mismo, tengo una angustia que no me puedo quitar y estoy enganxada a esta historia tan desgarradora, que se te mete en las entrañas, por la forma en como la autora describe los acontecimientos.

  4. Marimar dice:

    Hola. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Libro maravilloso de leer aunque muy duró tanto por la realidad que nos describe como por la historia de la protagonista. Ademas es increíble la forma que tiene la autora de describir las escenas, sin prisa, con detalle, tranquilo, poco diálogo. No hay párrafo que sobre.
    Cien por cien recomendable.


  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • Editorial Periférica
  • Editorial Sajalín
  • Editorial Nórdica
  • Editorial Contraseña