La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Tus críticas: Los números del elefante

Publicado por Javier El 04/07/2009 a las 7:51 2 Comentarios

Los números del elefanteSi hay un país mágico, extraordinario por mil detalles y matices, ese es Brasil. Y si hay una ciudad que sobresale por encima de las demás, sin saber muy bien cómo, esa es Rio de Janeiro. Es una ciudad que, de analizarla con frialdad, quizás no soportaría la comparación con otras tantos parajes a lo largo y ancho del mundo; pero hay algo en Rio, algo que no puede explicarse que enamora, que la convierte en esa ciudad a la que uno siempre quiere volver. Una ciudad que te abraza, que te asombra, que te enfada y que no puede dejarte indiferente. Yo me enamoré de Rio de Janeiro la primera vez que fui, y así también le sucedió al escritor Jorge Díaz, el autor del magnífico “Los números del elefante”. Él se enamoró de Rio, se quedó a vivir allí y nos ha regalado una novela que es, al tiempo, crónica de su pasión de una ciudad que ha ido viendo crecer en las hemerotecas, y crónica de un desastre anunciado: Rio estaba llamada a ser capital de muchas disputas, de muchos encuentros, de la historia más reciente de Brasil, que es decirlo de todo el mundo; pero se ha quedado en una ciudad de playas en las que uno no se puede bañar, en la única ciudad del mundo en que la parte más alta, la destinada en principio a los habitantes más adinerados, está tomada por las favelas. Rio de Janeiro es la ciudad de los contrastes, una ciudad sin centro, donde las sonrisas se multiplican en las esquinas y siempre hay tiempo para bailar. Nunca para preocuparse. Y mucho de lo que allí viví, mucho de lo que sentimos los que vamos y pasamos una temporada en Rio, aunque sólo sean dos semanas, lo he sentido reflejado en esta novela, en los comentarios de sus protagonistas, en ese saber mirar al mañana por encima del hombro de las posibilidades. Todo era posible en Brasil. Todo era posible bajo el gobierno de Juscelino, hasta construir una capital en el corazón de la selva. Y ahí está Brasilia como símbolo de este paraíso perdido.

Lo que me admira del libro de Jorge Díaz es la capacidad que tiene para sintetizar, a partir de la aventuresca vida de unos emigrantes gallegos, la historia de Brasil, de Rio, que es también la historia de cómo es posible cómo estos pueblos tan ricos vivan siempre en el umbral de la pobreza. Y lo hace con la mirada certera de sus protagonistas, que se dejan llevar por la marejada del dinero, y del juego se pasa a las drogas. Y todo es un negocio. Todo se puede comprar y se puede vender. Todo tiene su precio. Desde la amistad hasta la traición. No nos engañemos. “Los números del elefante” está ambientada en Rio de Janeiro, esa ciudad que recibía a los emigrantes que, en su mayoría, tenía que malvivir, que se abrían paso en las perezas y en las desdichas gracias a la amistad de otros emigrantes, que de dormir a una plaza pública se pasa a hacerlo en una pensión compartiendo cuarto con cuantos es posible meter allí, y de esta situación, en el mejor de los casos, a una casa particular, a ese sueño de ser propietario de algo en esta tierra que no es de nadie. Pero ambientada en esta época, se nos relata las peripecias de Bernardo, de sus pasiones, amistades, amigos, amantes, suertes y enemigos. Un Bernardo que, poco a poco, se nos va haciendo de carne y hueso, a medida que creemos que le vamos conociendo. Un Bernardo que se deja llevar por la pasión amorosa y por los compromisos sociales y las amistades calculadas. Un Bernardo al que le toca estar en una guerra de mafias y que siente el vértigo de una vida que ya no es la suya, que hace mucho tiempo que dejó de ser la suya. Y así, “Los números del elefante”, que hace alusión al “bicho”, al juego con el que comienzan muchos a pedirle cuentas a la suerte, es una gran novela de personajes, de pasiones, de traiciones y amistades; una novela organizada por la pasión que en Bernardo despierta la política, justo lo contrario de lo que le sucede a sus compañeros, tanto españoles como brasileños. Una novela escrita con una gran maestría, que nos coloca al final de cada capítulo la guinda que sólo se encontrará en el siguiente; una novela que se devora porque los personajes hacen historia y la historia se convierte en sus páginas en parte de la ficción. Y paseamos con Bernardo por sus calles, y con él nos adentramos en el mundo desconocido tanto de las favelas como de las discotecas de moda, de los salones más refinados de Rio de Janeiro. Una novela que se disfruta, que apasiona. Una novela en que, al final, el pequeño mundo del hombre, de un gallego llamado Bernardo, se convierte en la mejor imagen del fracaso brasileño.

José Manuel Lucía Megías


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

2 respuestas hasta ahora.

  1. Raúl Vera San Martín dice:

    Una vez más he de dar las gracias a Javier por recomendarme una novela, en este caso «Los números del elefante».
    Sencillamente me ha encantado y los motivos son varios: es una historia que se narra de forma muy fluida y eso siempre engancha; hace que veamos las cosas desde el punto de vista de quien cuenta la historia y eso hace que determiandos hechos los «comprendamos» y los justifiquemos con una naturalidad tal que el autor nos convierte en cómplices de Bernardo desde la primera página. Hablo de cuestiones como el asesinato, la poligamia (¿o realmente no llega a ser tal poligamia?), la prostitución y la prostitución de menores (¿o sólo es mera superviviencia?), el delito como forma de vida….. Nos pone delante del drama que significa la emigración y de las cosas que los seres humanos pueden llegar a hacer cuando no tienen nada que perder. Me encanta el que por momentos el autor sabe transmitir el calor, el clima, la temperatura que hace mientras transcurren los hechos.
    La novela es una fuente de información acerca de la historia de Brasil, de la geografia urbana de Río de Janeiro. La cantidad de detalles de todo tipo sólo es propia no ya de alguien que se ha documentado muy bien sino de alguien apasionado por un determinado tema (Brasil o Río en este caso). Si a esto añadimos que Jorge Díaz lo sabe «contar» de forma magistral tan sólo resta felicitarle y pedirle que por favor no tarde mucho en escribir una próxima novela.

    • Javier dice:

      Hola.
      Me alegra que te haya gustado «Los números del elefante». A mí también me ha parecido una espléndida novela. Y me dio mucha pena que se acabara. La pena se me fue cuando hace unas semanas hablé con Jorge Díaz y me comunicó que estaba acabando una segunda novela y que transcurre en una favela en los tiempos actuales. Estoy deseando que me llegue la galerada para ver qué nos cuenta esta vez.
      Espero seguir recomendándote literatura fuera de los lanzamientos de best seller y que te guste.
      Un saludo.

      Javier