La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Mis críticas: El aire que respiras

Publicado por Javier El 07/03/2013 a las 7:48 2 Comentarios

Care Santos (Editorial Planeta)
590 Páginas – 20,90 €

La dicha de poseer libros supera la vanidad de ser rey (Antoni Palau i Dulcet)

Una nueva novela de corte histórico llega a las librerías: “El aire que respiras”. ¿Qué es lo que me mueve a recomendar este libro a mis clientes? Lo primero, su autora, Care Santos. Esta joven escritora catalana es una maestra en el arte de confeccionar historias. Después de más de treinta obras de corte infantil y juvenil nos asombró con “Habitaciones cerradas”, su primera incursión en el mundo de la literatura para adultos. De ella vendió decenas de miles de ejemplares y se tradujo a unos veinte idiomas. Otro aspecto digno de mención es la original forma de confección de sus dos novelas de Planeta, sumamente trabajadas y formando un curioso puzzle de estructuras, estilo e historias. Pero hay algo que me decide en gran manera a recomendar cualquiera de sus dos novelas, su ópera prima o “El aire que respiras”, de muy reciente aparición. Esta cualidad es la gran escritura que aporta a ambas. Su trabajo en obras de “menor calado literario” le ha dado unas tablas que aplica a sus grandes obras, con lo que el lector queda irremediablemente enganchado al texto, sin poder dejarlo en ningún momento y totalmente en manos de la escritora.

“Una hoja de papel de seda (…) Caligrafía adornada de arabescos y tinta diluida por el paso del tiempo. Decía: La nostalgia es el precio que debemos pagar por haber sido alguna vez felices. Debajo, unas iniciales y un apellido que aún no me decían nada: V. P. Guillot. No hace falta más para que comience una historia.”

“El aire que respiras” es una novela que aborda la trepidante época de los primeros años del siglo XIX en Barcelona. A raíz de la incursión francesa en España y los posteriores cambios políticos, sociales y urbanísticos, el texto navega en aguas muy literarias y nos ofrece en un cuidado trabajo de patchwork de estilos la aventura de una mujer que hereda una librería de antiguo a la vez que nos relata los aconteceres de varias obras perdidas en los tiempos. Una loa a la ciudad de Barcelona y un homenaje a los libreros y a los sempiternos libros. De papel.

“La escritura es el único remedio contra el olvido.”

Los que ya hayan leído “Habitaciones cerradas” sabrán a lo que me refiero cuando hablo de patchwork de estilos. Y es que el trabajo estilístico de Care Santos en aquella novela y, sobre todo, en “El aire que respiras”, es algo que no pasa desapercibido. Y esa es la gran baza con la que juega Care Santos. El lector nunca se siente aburrido, ni mínimamente perezoso, al abordar las páginas de esta increíble novela. Es tal la cantidad de historias, personajes y cambos de rumbo que, sin notarlo, nos sentimos embarcados en una nave de inimaginable destino. Aunque el hilo conductor de la obra se mueva a través de los cambios sociales y arquitectónicos de las famosas Ramblas de Barcelona, los inolvidables personajes de la obra nos ofrecerán delicadas y asombrosas historias de amor, como son la que nos brindan Ángel Brancaleone y Carlota Gullot; enigmas sobre libros desaparecidos y vueltos a la vida con protagonistas históricos reales y otros cuantos de la invención de la autora; la azarosa e increíble vida de la prostituta La Ruga, figura central asimismo de la novela, y tantos y tantos otros. Pero todo ello sería el argumento de una buena novela al uso, facturada por un buen profesional de la escritura como tantos otros si no fuera por una característica muy especial y que es el sello de Care Santos: la milimétrica concepción de entramados estilísticos a lo largo de la obra. Y es que nada más empezar ya nos encontramos un texto que camina entre dos tiempos narrativos que se van alternando, uno en el presente con la heredera de la librería de antiguo y su amiga, alter ego de la escritora, y otro doscientos años atrás, en el cual radica el origen de la trama, aderezados por condimentos muy especiales. Entre estos, pequeñas biografías de personajes que van apareciendo según transcurre la trama, noticias en los periódicos de la época, un delicioso diario de una monja que muy bien pudiera ser una novela dentro de la novela, retazos de autores de la época, pinceladas de humor muy imaginativo, descripciones de aspectos urbanísticos, políticos y sociales de los tiempos y, para poner la guinda al pastel de la trama, la aparición de unos ejemplares de obras de la literatura universal, prohibidas por las autoridades y desaparecidas a lo largo de la historia de la humanidad. Unos libros que, por cierto, a los que somos amantes de estos objetos de culto, ya nos gustaría poner la mano encima en cualquiera de ellos. Y a la postre, para los que se han quedado con ganas de más, un jugoso epílogo de curiosidades históricas de aquellos tiempos. “El aire que respiras” es una novela inmensa, rica en detalles y sumamente entretenida que nos procurará horas y horas de diversión y buena literatura y que acabaremos mucho antes de lo que pensamos.

Care Santos (Mataró, Barcelona, 1970) ha publicado siete novelas, seis libros de
Relatos, dos poemarios y numerosos títulos de literatura para jóvenes, campo en el
que es una de las autoras más leídas de nuestro país. Entre sus títulos destacan Los que rugen (Páginas de Espuma, 2009), La muerte de Venus (Espasa, 2007), obra con la que resultó finalista del Premio Primavera en 2007, y Habitaciones cerradas (Planeta, 2011), que ha conseguido un gran éxito internacional. Care Santos es también crítica literaria en un suplemento de alcance nacional y codirectora de la página de crítica literaria «La Tormenta en un Vaso». Su obra ha sido traducida a dieciocho idiomas.

“El aire que respiras” es una gran novela, amena, inmensa, divertida y muy entretenida y que recomiendo sin ninguna duda. Una de las novelas más importantes de este año.


2 respuestas hasta ahora.

  1. Interesante, sólo decirte que antes de Habitaciones Cerradas ya había escrito, y mucho, para adultos: novelas como Trigal con cuervos, Aprender a huir, La muerte de Venus y Hacia la luz, o libros de relatos, como Intemperie o Matar al padre.

    • Javier Rodríguez Álvarez dice:

      Tienes toda la razón, Ana, y son títulos que se me han pasado. Así como la maravillosa colección de relatos “Los que rugen” y de los que hice una crítica en esta misma página. Mea culpa.


  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • Editorial Periférica
  • Editorial Sajalín
  • Editorial Nórdica
  • Editorial Contraseña