La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Historia de las tertulias de la librería de Javier I

Publicado por Javier El 04/07/2013 a las 6:45 Un Comentario

Muchos clientes creen que esta actividad de encuentros con escritores es algo reciente. En el espíritu de la librería, allá en los tiempos en que se creó en su actual ubicación, en la calle Ramón y Cajal, estaba dicha actividad. Y para documentar este punto os voy a relatar en varios post la historia de la librería y algunos de los personajes que por ella han pasado.

La librería en un principio estaba situada en el número 19 de la Plaza de Cervantes. Era un local cuadrado, de pequeña superficie, y con aspecto de cueva. Mi padre cogió el traspaso del local de papelería -y de todo un poco- que había allí en los años 60, unos 15 años después de su fundación. Su nombre: Librería Cervantes. Justo enfrente de la estatua del escritor. Mi padre incrementó la actividad de prensa y revistas y llegó a ser colaborador y periodista para ciertos medios. A un lado estaba una pequeña tienducha de frutos secos que llevaba una mujer muy mayor y enlutada de por vida que se llamaba la Señora Pura. Era un local muy pequeño y que ocupaba el portalón de la izquierda de la librería, el cual comunicaba con un patio de vecinos en ruinas y servía de urinario para el cine Paz (ahora una hamburguesería). En este patio había una pila de piedra y unas caballerizas, que eran un recuerdo de la posada que hasta los años 50 hubo allí. La Señora Pura vivía en la parte posterior de su pequeña tienda, en el mismo portalón en el que despachaba las pipas y los cigarrillos sueltos. Su vida era triste y mísera, y su familia rara vez la visitaba. Cuando leí «Las hermanas Bunner», de Edith Wharton, mi recuerdo me condujo hasta esa vieja mujer y su pequeña tienda. A los pocos años de coger mi padre este local de librería papelería, murió esta mujer ocupando el local una familia con tres hijos que lo transformó en algo más moderno, la tienda de frutos secos Bambi. En la actualidad esta familia lleva la pastelería que en un principio de llamaba Cavi y que está situada en la calle Mayor muy cerca de la esquina con la Plaza de Cervantes.
A la derecha de la librería había una tienda de fotografía llamada «Fotos Rey», que regentaba un señor con aspecto de actor italiano tipo Mastroianni y que se llamaba Rafael Lemos. Él fue, junto a mi abuelo, el que me enseñó muchos aspectos y técnicas de la fotografía, mi segunda pasión en la vida. Con él, en su laboratorio, aprendí a revelar, positivar, y a algo que me fascinaba y de la que tengo aún bastantes muestras en casa: iluminar las fotos con pigmentos hechos con anilinas. De esos tiempos conservo el foco de iluminación para retratos que actualmente está en la parte trasera de la librería. Actualmente esa tienda (con la que compartíamos teléfono a través de un agujero en la pared que comunicaba los dos locales, y efectuado para ahorrar en una línea) la regenta su hijo Rafa, junto a su hermana Nora. Fueron unos tiempos muy felices en los que mis hermanos y yo ayudábamos a mi padre en las tareas de la venta de prensa, cambio de novelas, venta de betún y cordones para los militares del cuartel de la plaza de la Universidad y recargando plumas para que escribieran a sus novias. Amén de las consabidas novelas Reno, de Plaza & Janés, y otros libros de editoriales como Bruguera o Espasa Calpe. Mi padre se jubiló, yo cogí las riendas del negocio y poco a poco fui dejando la papelería y metiendo cada vez más libros, mi gran afición. Una afición en la que me metió de lleno un cliente que tuve por aquellos años y que acababa de aterrizar en la ciudad cuando abrió las puertas la Universidad de Alcalá. Su nombre: José Francisco de la Peña, catedrático de Historia Moderna. Él sería el que cambiaría mi destino y me decidiría a abandonar mi trabajo de ingeniero para dedicarme a las letras. Y el que, indirectamente, me empujaría a cambiar de local. Pero eso ya es otra historia.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

Una respuesta hasta ahora.

  1. Cristina dice:

    vaya foto!!


  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Éride ediciones
  • Nórdica
  • Periférica