El rincón de Javier

Libros y algo de Jazz

Erratas divertidas en el mundo de la literatura

Publicado por Javier El 26/08/2013 a las 6:00 Añadir comentario

Vituperio (y algún elogio) de la errata
José Esteban (Renacimiento ediciones)
Colección Espuela de Plata
122 Páginas – 9 €

«El arzobispo de Pamplona ordeñó ayer a treinta nuevos sacerdotes»

Este titular, increíblemente desternillante apareció en la revista Blanco y Negro a finales de los años 80 cuando Alfonso Ussía ocupaba el cargo de director. Algo que va siempre parejo a cualquier edición de libros es el hecho de tener alguna errata escondida y que aparece en el momento menos pensado. Creo recordar la historia de un libro que presumía de no tener ninguna en su texto, que fue revisado cientos de veces hasta que resultara inmaculado. Lo malo es que en el epílogo, en el cual se contaba tal salvedad, se deslizó inadvertidamente una de ellas.

La editorial Renacimiento, dentro de su deliciosa colección Espuela de Plata, nos regala una divertida selección de ellas en esta obra titulada «Vituperio (y algún elogio) de la errata». Una obra del gran José Esteban del que ya disfrutamos con sus recetarios sobre el cocido madrileño y el gazpacho entre otras obras y sus aportaciones en textos de sus amigos.

Ejemplo de errores (más que erratas propiamente dichas) en que se refleja mentalidad reaccionaria de quien las redacta, antes, creo, que su mala intención:
Un titular de Extremadura, de Badajoz (16-1-1958):

«Continúa el estado de gravedad de Don Natalio Rivas»

Y en el texto:

«Esta mañana cundió la alarma entre los visitantes que acudían a su domicilio, pues media puerta de la casa permanecía cerrada como se hace en caso de fallecimiento. Pronto, por fortuna, se aseguró que la persona fallecida era la portera.» (p. 65)

¡Erratas! ¡Erratas! ¡Pijoteras erratas! La errata es un microbio de origen desconocido y de picadura irreparable. Quizás Dios no sólo dijo a la mujer: «Parirás con el dolor de tu vientre», y al hombre que ganaría el pan con el sudor de su frente, sino que añadió, suponiendo al intelectual que no suda: «Y tú, hombre, sufrirás, cuando seas intelectual, la mordedura atroz de las erratas». Así, sucede que después de que hemos corregido segundas, terceras y cuartas «pruebas»; después de que nos hemos cansado de poner ¡¡ojo!! ¡¡ojo!! al margen de las correcciones difíciles; después de que hemos leído el primer pliego salido de la máquina y hasta la hemos mandado parar para que corrigieran las últimas erratas, sin embargo, a la postre, hay erratas aún. Por eso, después de una constante experiencia de estas cosas, he deducido que la errata es un microbio independiente a la higiene del escritor y del cajista. La errata que tiene vida y sagacidad propia se disimula detrás de una supuesta corrección y no saca sus tentáculos sino después de implantada la forma en la máquina, o si aun ahí se la persigue, espera a que vayan tirados los cien primeros ejemplares correctos para brotar después. Ramón Gómez de la Serna.

José Esteban (Sigüenza, Guadalajara, 1936) ha repartido su vocación literaria entre la edición, la investigación, la crítica y la novela. Como escritor ha cultivado numerosos géneros y en el catálogo de Renacimiento y Espuela de Plata pueden encontrarse una buena muestra de sus trabajos con libros como Vituperio (y algún elogio) de la errata (2002), Judas… ¡Hi… de puta! Insultos y animadversión entre españoles (2003), Las mil y una palabras de casa de putas (2005), El epigrama español (2008) o La generación del 98 en sus anécdotas (2012). Su labor como librero y editor de Turner fue fundamental para animar la cultura española durante el postfranquismo y la transición. Desde entonces ha sido responsable y asesor de un sinfín de ediciones, sobre todo de autores bohemios o ?niseculares, y actualmente dirige para esta editorial la colección Biblioteca de Rescate, donde han aparecido ediciones suyas de Isidoro López Lapuya, Ciro Bayo o Manuel Ciges Aparicio.

«Vituperio de la errata» es una deliciosa y divertida obra con anécdotas muy jugosas y comentarios de escritores de la talla de Neruda, Ramón Gómez de la Serna, Vicente Aleixandre, sí como casos tan curiosos como el provocado por un cierto kamasutra que ha lesiones a ciertos lectores que se han atrevido a practicar ciertas posturas mal comentadas.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • Disbook Libros
  • Éride ediciones
  • Viajes Arán
  • Reviews of the best cheap web hosting providers at WebHostingRating.com.