La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Mis críticas: Manjar de amor

Publicado por Javier El 11/01/2008 a las 9:51 5 Comentarios

Manjar de amorManjar de amor
Anthony Capella
Traducción de Claudia Conde
(Emecé Editores)
350 Páginas – 19 €

Este libro que voy a comentar no es que sea una novedad. Lo hago por una deuda contraída. Con el libro y con su autor. Ha sido el libro más vendido en mi librería en los dos años y medio que lleva a la venta. En realidad, escrito en 2004, se publicó en España en 2005. Y su difusión, bien por haberse hecho en verano, o por los paladares pocos exquisitos de la editorial, no ha tenido la acogida que debiera. Una pena, en serio.

Nos encontramos con una deliciosa novela de amor gastronómico. Este género, que ya tiene bastantes precedentes, no deja de sorprendernos. Y esta novela más que ninguna. Es perfecta la unión entre narrativa y cocina, entre ingredientes y sentimientos, y entre, a lo largo de la obra, cocina de temporada y estados de ánimo.

El autor Anthony Capella, que me imagino un perfecto inglés con padre italiano, ha sabido asimilar muy bien el modo de vida de Roma y las características de sus habitantes. Y lo plasma con una soltura endiablada en éste su primer libro. El autor deja a un lado su humor inglés y nos contagia el vitalista pensamiento italiano acerca de la vida y de los placeres. Y todo ello, con una gracia impagable, aderezando su libro con una gran cantidad de expresiones italianas, a cual más singular, con sus perfectas traducciones enmascaradas en las respuestas o a lo largo de la siguiente frase de una manera ingeniosísima y novedosa.
Y es que esta novela no va sino de los placeres de la vida.

Tommaso, un joven romano de pura médula, guapo, musculoso y seductor se queda encandilado de una norteamericana, Laura, que llega a Roma para estudiar un año de Arte en un colegio mayor. Pero descubre que no podrá acercarse a ella a menos que sepa cocinar a la perfección para la estudiante. Y el pobre no sabe diferenciar una olla de una sartén. Pero para ello está su amigo del alma, nuestro cyrano culinario Bruno, un perfecto chef de cocina, de la nouvelle cousine omnipresente en Il Templi, lo más de la restauración italiana. Le esconde en la cocina de su pequeño apartamento y le hace explicarle la factura de platos para que parezca que es él quién verdaderamente cocina. Pero todo se desmorona en el momento en el que Bruno conoce a Laura por un fallo de Tommaso y se enamora también de ella.

Una trama que pudiera ser de lo más vulgar cobra una gran dimensión al mezclar entre sus ingredientes un fantástico paseo por las callejuelas del Trastevere, barrio bohemio de Roma donde se desarrolla la historia, y unos elementos sensuales basados en la cocina y en los propios platos que salen a relucir cada dos por tres.
Y es que ésta es una historia en la que pocos hemos sido capaces de seguir leyendo y evitar ir a la cocina a dar realidad todo aquello que se nos relata. Es un libro que puede ser una preciosa novela de amor. Puede ser un encuentro con la sensualidad perdida de nuestros años mozos. Pero lo que más cualifica a este libro es que huele a cocina romana por los cuatro costados. Y digo esto sin exagerar lo más mínimo, créanme. Hay libros de cocina de los que se aprende mucho menos y no tienen una historia tan encantadora entre sus condimentos.
Un autor que nos ha fascinado tanto por su dominio del lenguaje como por su sabiduría acerca de la verdadera cocina italiana. Y es que una gran parte de la cultura de los países y ciudades es el conocimiento culinario. No se puede aprender el saber de una cultura si no probamos los platos del sitio en cuestión y, al igual que unos buenos guías turísticos nos enseñan el esqueleto de la ciudad de Roma, sus cocineros nos enseñan el alma de la ciudad. Y esa alma de la Ciudad Eterna palpita en los fogones de las cocinas romanas.
Un escritor que encandila, una traducción perfecta y enriquecedora y una trama deliciosa hacen que no podamos dejar de leer hasta el final.
Es un libro para recomendar a todo el mundo sin excepción.

Buon appetito.

P. D.: Por favor, no copien las recetas según acontece la historia. El autor las da todas reunidas al final del libro. De nada. Wink


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

5 respuestas hasta ahora.

  1. Juana dice:

    Estoy de acuerdo en cada una de las palabras que has utilizado para la crítica de este libro…. ayer lo terminé y desde la primera hasta la última vez que hacen mención de algún plato, mi mente lo imaginaba, lo olía, saboreaba…e incluso lo digería (y me hacía ruiditos la tripa). Es fantástica la mezcla entre el amor y la cocina, lo malo para las mujeres que hemos leído este libro es que ahora deseamos a nuestro lado a un cocinero por lo menos tan atento como Bruno… jaja. Saludos

  2. Mertxe dice:

    ¡Uhmmm! Lo tengo en la estantería, en cuanto termine el que estoy leyendo me pongo con él.
    Un saludo.

  3. Mertxe dice:

    ¡Ya lo terminé!
    ¡Dios, qué delicia! No me gusta nada cocinar, pero no me importaría probar cada una de las recetas descritas en esta novela y sí, a mi también me hacía ruiditos la tripa.
    No apto para leer con el estómago vacio.
    Saludos.

  4. Javier dice:

    Gracias por tus comentarios.
    A veces el entusiasmo que produce una novela hace que la recomiende con los ojos cerrados. Eso tiene sus riesgos. Pero con ciertas obras uno no tiene reparos. Son valores seguros.
    Espero seguir recomendándole buena literatura que consiga asombrarte y de autores que desconozcas.
    Un saludo.
    Javier

  5. Kary Alba dice:

    Muchas gracias ha sido un placer leer este libro