La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Mis críticas: El profesor chiflado y Mister Wert

Publicado por Javier El 27/05/2014 a las 6:45 2 Comentarios


El profesor chiflado y Mister Wert
Tomás García Yebra
Funambulista Editorial
288 Páginas – 15 €

Lo que hay que conseguir es dominar el lenguaje -y sus leyes internas- para alcanzar a pensar lo que otros tratan de impedir que pienses. No aspiréis a ser personas cultas, pues la cultura domestica. Aspirad a ser personas lúcidas. Luchad para que supriman el ministerio de Cultura y sea sustituido por el Ministerio de la Lucidez. (p. 28)

Tomás García Yebra es un viejo conocido entre los lectores de la librería de Javier. Hace ya tiempo que leí -y recomendé como tiene que ser- su divertidísima y desconcertante novela Los crímenes del Museo del Prado, a la que siguió la modélica El Cebo. Y entre otras muchas cosas, ensayos, teatro y material inclasificable, el delicioso y sugerente libro de viajes El viajero impertinente, andanzas por España de un excéntrico inglés, editado en Rey Lear, y en el que con un hábil juego de personajes y autor, nos recrea el país que ven los ojos de un extranjero con ganas de descubrir la España de fuera de circuitos turísticos habituales. Ahora nos ofrece un cínico texto con una gran carga de profundidad pero, al revés de lo que suele ocurrir con este tipo de obras, con un humor y lucidez muy fuera de lo habitual.

El profesor Eufrasio Tónico, de bastante edad, se dedica a dar extravagantes clases de literatura y Lengua en un colegio modélico finlandés en el centro de Madrid. A pesar de no caer bien a parte del profesorado por sus métodos de enseñanza, la directora del centro, Sabina Aldecoa, le apoya en todo lo que hace. Y sus alumnos le estiman en gran medida, participando muy activamente en las clases.

El profesor chiflado y Mïster Wert nos resume un año de curso en la asignatura de Lengua y Literatura en un costoso colegio en el centro de Madrid. Pero lo que pudiera parecer un recurso rutinario y de poco interés se torna, a las pocas líneas de comenzar la lectura, en una tarea tan adictiva que el último libro de Tomás García Yebra nos lo acabamos de leer en breves horas. Y no sólo por el original profesor que instruye y ameniza a los alumnos hablando de literatura y muchas más cosas,

…porque Nietzsche escribe como los ángeles y Zubiri no sabe escrbir. El esfuerzo lo tiene que hacer el que escribe, no el que lee. (p. 95)

sino por estos pupilos, cada cual más suigéneris y con preguntas y respuestas inteligentes, cómicas y desconcertantes. Por no hablar de sus nombres, entre los cuales desfilan los de los mayores novelistas y pensadores de la humanidad, y entre ellos el nombre y pensamiento de la directora del centro. Temas muy diversos, y no sólo literarios,

¡Cuidado con la sugestión de las palabras! (…) ¡Huid de su embrujo! Las hay – muchas- que son puro humo. algo así como el timo del tocomocho. Por ejemplo, la diferencia entre un máster y un cursillo suele ser de ocho mil euros. El contenido, por supuesto, no es el mismo: hay cursillos de Formación Profesional donde se aprende bastante más que en un máster, pero lo que cuenta es la imagen, el sonido, el convincente susurro de la palabra… máster, freshbanking, graffitti de huevo de corral con espumoso de aguacate. (p. 53)

son los que aborda esta sugerente y original obra que no deja títere con cabeza. Los hábiles razonamientos del profesor ponen en tela de juicio toda la política actual, y no únicamente la económica, sino la social, educativa y sanitaria, por poner unos ejemplos.

—Hasta que no veamos por televisión a banqueros, a políticos, a empresarios, a defraudadores fiscales, a dentistas y a jueces arrastrados en el asfalto por las fuerzas de orden público -exactamente igual que hacen con los desahuciados-, no os creáis que estamos en una democracia. Estamos en una dictadura de guante blanco y cuello de terciopelo; es decir, una variante posmoderna del fascismo.
—¿Por qué mete en el mismo saco a los dentistas? —preguntó Montesquieu.
—Qué sé yo. Se me ha venido a la cabeza.
(p. 113)

El profesor chiflado y Míster Wert es una de las más reflexivas novelas sobre la decadencia de nuestro sistema y el cuestionamiento de los valores que lo rigen. Una increíble obra que desmonta, con armamento inteligente y cómico, todo el mundo actual, descubriéndonos argumentos de gran simpleza con los que combatir tanto a los políticos aficionados y nada profesionales de nuestros días como a los seguidores de religiones diversas, los bancos que tanto nos ayudan en nuestro quehacer diario o con ese tema tan actual y candente a pesar del tiempo que con él llevamos: el machismo. Además de hablar de literatura, claro está.

El mito de la pureza de la Virgen María, inventado, sin duda, por un clero reprimido, representa uno de los mayores desprecios hacia la mujer. ¿Qué me quiere usted decir, Santa Madre Iglesia?, ¿que la Virgen María, al quedarse preñada sin conocer varón, es la virtud y que el resto de las mujeres son unas zorras y unas puercas? ¿Es eso? Pues dígalo de frente, sin tapujos. (p. 101)

Tomás García Yebra (Madrid, 1956), licenciado en Historia del Arte, periodista del grupo Vocento, imparte un taller de escritura creativa en Las Navas del Marqués (Ávila). Es autor de dos libros inclasificables: El andarín de su órbita y La dificultad de ser normal; tres novelas: El infierno son los otros, Los crímenes del Museo del Prado y El cebo; dos obras de historia: Historia secreta de Las Navas del Marqués (I y II), un ensayo: Desmontando a Cela; un libro de viajes: El viajero impertinente, andanzas por España de un excéntrico inglés; y una obra de teatro: Historias de la duquesa de Medinaceli, estrenada en 2013 en Ciudad Ducal (Las Navas del Marqués). También es coautor —junto al fotoperiodista Pedro Antonio Manzanero— del libro El tiempo detenido. Historia gráfica de Las Navas del Marqués.?En 2011 inauguró la sorprendente librería-museo Historia secreta de Las Navas del Marqués, un espacio donde conviven libros, recuerdos de la historia de la villa y una maqueta —con efectos de humo, agua y luz— que reproduce la estación de ferrocarril (diseñada por Federico Espadas, jefe de maquetas del Museo del Ferrocarril de Madrid) y por la que circulan diferentes trenes de época.

El profesor chiflado y Mister Wert es una de las más punzantes, divertidas y dislocadas historias que he leído en los últimos años y un estupendo libro para reirse de todo y de todos. No deja títere con cabeza. Además de, por supuesto, un brillante ensayo sobre la lucidez y la estupidez humana.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

2 respuestas hasta ahora.

  1. Moisés Fernández Álvarez dice:

    En las tertulias de la libreria de Javier no solo disfrutamos con los escritores que nos visitan analizando, comentando y desgranando las obras. Yo tambien disfruto charlando con los compañeros de vida, obra y por supuesto de literatura. El sabado pasado mi amigo Paco Guerrero me hablaba maravillosamente de este libro. Será una de mis proximas compras.

    • Paco Guerrero dice:

      Espero que no te defraude Moises. Sobre todo destaca por sencillez y originalidad. No tiene nada que ver con “Una Madre” de Alejandro Palomas, también sencillo y original pero muy profundo, pero aporta argumentos claros y simpáticos que ayudan a entender muchos de los temas de diálogo social actuales.


  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Funambulista
  • Nórdica
  • Periférica