La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Conversaciones en la librería: El grosor de los libros

Publicado por Javier El 07/10/2009 a las 6:46 8 Comentarios

Conversaciones

– Pero, vamos, lo que yo le digo es: ¿No tiene una novela más gorda? ¿Qué me dure bastante más?
– Mire… Los libros son como los amantes o los maridos, no se les escoge por lo gordos o flacos que sean. Se les escoge por la satisfacción que nos proporcionan.

Unas veces me entienden y otras muchas no.

Uno de los mayores despropósitos que se encuentra un lector al comprar un libro y llevar unas cuantas hojas de lectura es el comprobar que la narración no se adecua en extensión a la historia del libro. Nos encontramos con páginas y páginas de relleno, ora por simple paja que no nos lleva a ninguna parte, ora por personajes secundarios que no participan en modo alguno de la historia. En ambos casos, si bien la editorial ya ha hecho caja al, generalmente, cobrar los libros al peso, el verdadero defraudado es el lector que se desespera al perder hilo y notar que bastante de lo que se cuenta no tiene la mínima importancia dentro del contexto de la obra.

He comprobado que lo que peor le puede venir a un autor es triunfar con su primera obra y, a la vez, ser contratado por una editorial grande y poderosa. En los contratos hechos a escritores incautos en su primer lance empresarial se les obliga a una cierta cantidad de obras por lustro, lo que conlleva a sacarse del sombrero novelas sin ningún sentido. Y digo novelas porque es en este campo en el que más se prodigan este tipo de contratos. Estas novelas suelen ser refritos de la primera obra en la que el autor mezcla los ingredientes que le dieron fama en su primera incursión en el mundo editorial. Unas veces dicen que son secuelas o esperadas continuaciones –véase las dos obras que se sacaron de la manga para poder seguir chupando del bote de “Lo que el viento se llevó”- y otras veces son lo que llaman precuelas (¡vaya palabro!) de las cuales tenemos una en España famosa y reciente, “El juego del ángel”  para seguir en la brecha de la fama después del éxito de “La sombra del viento”.

Pero uno de los factores que llevan a la caída de un escritor puede ser el hacer insufribles novelas de lo que pudieran ser buenos relatos cortos. Después de triunfar o sin ni siquiera llegar a ello, la editorial le exige un nuevo libro a su autor. Y el creador, ni corto ni perezoso, coge una idea, la alarga indefinidamente, empieza a meterle personajes sin ton ni son y ¡ya está!: 500 páginas. Puede que haya lectores que lo que les interese sea leer por leer y les da lo mismo que sea el listín telefónico o la revista de las ofertas de Media Markt pero a la mayoría de los lectores avezados esto les huele mal. Y se cabrean, y con toda la razón del mundo.

Una sencilla fórmula para esquivar estos “trámites” y seguir escribiendo es la de hilar relatos dentro de un argumento lineal, a la manera de los escritores árabes y que da bastante buen resultado. La novela “Los narradores de la noche” de Rafik Schami puede ser un buen ejemplo de ello o la actual “Cosas que nunca ocurrirían en Tokio” de Torres Blandina. Respecto a esta última novela, una de las más vendidas y aclamadas entre los clientes de la librería, está la discusión de si es un libro de relatos cortos o una novela con entidad propia. ¡Qué más da! Es una obra cautivadora y que demuestra la gran imaginación –y el saber escribir, sin duda- de este autor valenciano. Otra obra que acabo de leer es “Sin sangre” de Alessandro Baricco, una escueta novela trazada con una maestría como pocos saben hacer y con la extensión justa para contarnos aquello que el autor lleva en la cabeza sin hacernos perder tiempo y paciencia. En sus 108 páginas nos narra una historia impresionante y sin nada de paja. De ella os hablaré en unos días.

Y poco más tengo que deciros. Desecho muchos libros que a las claras se ven hinchados y valoro bastante aquellos escritores que van al grano y saben dar la extensión al texto que le corresponde por la historia que cuentan. Cosa aparte es el estilo. Pero eso ya es otra historia…


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

8 respuestas hasta ahora.

  1. Cristina dice:

    Pero qué razón llevas Javi

  2. Hache dice:

    Me ha encantado la auto cita del principio, pero que conste que da pie a más de un juego de palabras algo subidito de tono.

    Ardo en deseos de leer tu crítica de «Sin sangre», que me parece espectacular. Como (casi) todo lo de Baricco.

    Abrazos,

    H.

  3. marta dice:

    Bueno, bueno….discrepo.
    Me uno al grupo de lectores que quedó encantada con «Cosas que nunca ocurrirán en Tokio» o «Una ola con sabor a pez», pero también soy de las que de vez en cuando te he dicho:- Javier, quiero un libro gordo, gordo (por cierto, el último que me recomendaste, que no recuerdo el título,de un escritor italiano que no recuerdo el nombre,me gustó muchísimo)…
    Pero a lo que voy,por el mismo motivo que citas, que los libros se escogen por la satisfacción que nos proporcionan, como los amantes o maridos, hay veces que se prefiere un «aquí te pillo, aquí te mato», y otras que prefieres que dure y dure…
    Besos.

  4. MaryCarmen dice:

    ¡Vaya Marta! Me has dejado ¡MUERTA! ¿Cómo puedes olvidar todos los datos de un libro que te gustó tanto? Espero que me devuelvas a la vida recuperando la memoria y pasándome, al menos, el título.

    • marta dice:

      Hola MaryCarmen:
      Ciertamente me he olvidado por completo y, como se lo llevó mi hija, no puedo mirarlo. Y siguiendo con la linea de mi memoria, cuando hablo con ella se me olvida preguntárlo (como verás soy un caso perdido).
      Pero Javier te lo podrá decir, que seguro tiene más memoria que yo (cosa muy fácil) ya que fué el quien me lo recomendó y vendió.
      Veamos Javier: Me dijiste que era una maravilla pero había pasado bastante inadvertido.En cuanto al argumento, se trata de la vida de una emigrante italiana y su hijo en usa, y lo que se llama «el sueño americano».

      PD: en serio MaryCarmen, el libro es estupendo, simplemente mi memoria no lo es tanto.

      • javier dice:

        Y la respuesta es… (redoble de tambores)
        «La calle de los sueños». Una de las mejores novelas del año pasado. Vital, romántica, agobiante, muy bien escrita. Qué pena que las editoriales sólo apuesten por autores nórdicos… Te la recomiendo encarecidamente.

  5. Javier dice:

    Te recomiendo Marta que te leas «Amnesia in literis» del desaparecido Patrick Süskind (autor de «El perfume»), seguro que te reconforta. Un abrazo.

    • marta dice:

      Acabo de leer un fragmento.
      Reconfortarme, lo que se dice reconfortarme,no mucho (eso de «mal de todos, consuelo de bobos»…)
      Reirme, un rato largo (juro que el Sr. Patrick no me conoce de nada).
      Gracias por esta nota de humor.


  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Éride ediciones
  • Nórdica
  • Periférica