La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Nos deja Pedro Atienza, el poeta

Publicado por Javier El 22/12/2014 a las 19:59 Añadir comentario

pedro atienza poeta libreria javierPedro Atienza ha sido uno de los mayores poetas de esta ciudad. Su carisma y personalidad le llevó a compaginar su faceta de periodista con sus dotes para la poesía y su amor por el flamenco y el cante jondo. Esta semana pasada fallecía en la ciudad de Priego (Córdoba) a donde se había desplazado para pasar las fiestas. Su carismática vida dejó impronta en los e dios en los que trabajó, radios, periódicos y televisiones, siendo también persona que ocupó cargos en la universidad de Alcalá y en la Comunidad de Madrid, llevando asuntos relacionados con cultura y en particular, flamenco. Su última aparición en la ciudad fue dentro de un ciclo de literatura de temática gay en un conocido bar de la ciudad. Entre su abundante obra, la mayoría descatalogada, cabe destacar el poemario La línea del Ecuador, un libro de cuidada poesía y que para algunos es su libro más representativo. Esta obra está a la venta en la librería de Javier al precio de 12 euros. Os vuelvo a poner el comentario que hice en su día sobre esta obra y la presentación de su último poemario.

La línea del Ecuador
Pedro Atienza
Prólogo de Joaquín Hinojosa
Ediciones Mingaseda
114 Páginas – 12 €

A pocos días de la presentación del nuevo poemario de Pedro Atienza, poeta alcalaíno y universal, en las jornadas de poesía gay y lésbica que convoca un conocido restaurante en Alcalá de Henares, os hago una pequeña reseña de La línea del Ecuador, un libro anterior de él y que puede gustar a los amantes de la poesía. Se trata de La línea del Ecuador, un libro que publicó en el año 2008 de la mano de la desaparecida editorial Mingaseda. Poemas de amor y existencias truncadas en esta bella obra de Pedro Atienza y que pasa por ser uno de sus libros más valorados y reconocidos.

Yo soy cauce y tú corriente.
Yo te quiero y tú me quieres,
pero son nuestros quereres
pecados para la gente.

Si el hecho de vivir -incluso dentro de la más estricta observancia de las normas de higiene psicodietéticas-, es ineludiblemente perjudicial para la salud, vivir como lo hace Pedro Atienza, ejercer la vida a la manera atenziana, es mortal de necesidad. Según la lógica médica y según cualquier lógica, el hecho que Pedro Atienza a sus cincuenta y tantos letales años, aún forme parte de los habitantes del planeta, de los ciudadanos del estado español y, dato importante en su vida y su obra, de los vecinos de Alcalá de Henares,m es un absurdo inexplicable. (…)
Los poetas, en su escritura, se sitúan ante la ventana, para describir el mundo, o se sitúan ante el espejo, para describirse -y quizá reconocerse- a sí mismos. Y en ambas situaciones, las miradas pueden ser, en un mismo poeta, múltiples y diversas. Así ocurre con Atienza, incesante orfebre de la seducción verbal, y en su poesía, en la que yo conozco, desde ambas posiciones se manifiesta con diversas voces según el punto de vista desde el que lanza sus versos, el “yo” que los construye y el objetivo al que apuntan. Son tres voces, tres Pedros distintos y un solo Atienza verdadero.

(Pedro Hinojosa)

Otra definición de amor

Mirarse en ella y darse por cautivo,
Perder la voluntad y la mesura,
Ser enfermo de un mal que no se cura,
Y animal vigoroso y redivivo.

Triste estar por alegre sin motivo,
Confundir la paciencia con premura,
Mirar al sol segado de locura,
Y ver la luna en su rostro esquivo.

Limpio y claro su nombre está en mi pecho,
Pues el amor a sí mismo se nombra,
Mientras va propagando su grandeza.

Mi alma ha conquistado por derecho,
Y yo tan solo asombro de una sombra,
Donde se confabula la belleza.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Funambulista
  • Nórdica
  • Periférica