La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Carta a Pepo Saz, dueño de Bartleby editores

Publicado por Javier El 20/10/2009 a las 7:01 Añadir comentario

Bartleby Editores

En respuesta a Pepo Saz, editor y dueño de Bartleby Ediciones, airado por la opinión de un crítico en un suplemento literario.


Querido Pepo:

Todos los que leemos, los que amamos los libros y los que nos dedicamos en cuerpo y alma a este medio de vida -no digo negocio, no, cualquier otro trabajo sería más negocio que éste- sabemos lo que cuesta ser editor. las horas que se dedican a ello, los infinitos viajes, los denostados esfuerzos para hacerse con el libro que uno desea tener en su catálogo… Todo ello son sudores y lágrimas. pero ese esfuerzo merece la pena. Tocar una hoja ya impresa, con las palabras que te emocionaron, saber que todo ello lo vas a poner en manos de muchos lectores, siempre desconocidos, lectores que valorarán la obra, y que se olvidarán de lo que costó hacer llegar esos textos a esas manos…

Pepo, los que no valemos para escribir nos dedicamos a la crítica de libros, ello es bien sabido. Pero los que no tenemos cojones para apostar todo a un número, lo que viene a ser más o menos el dedicarse a la edición literaria, montamos una librería. Creo que yo mojo de las dos salsas…
¿Un editor ha de tener miedo a un crítico literario? Nunca. Un editor mira la brújula, cierra los ojos y comienza su camino. A veces se deja guiar por ciertas indicaciones cuando encuentra a un caminante y, amablemente, le reconduce de algún fallo en la ruta -esa creo que es la labor del crítico-, pero nunca la de tirar piedras a aquel que encuentra a su paso, cual desalmado al paso del cercanías por los arrabales de una gran ciudad.

A veces, cuando editoriales me envían galeradas, cuando los plazos de impresión dan cabida a ello, les envío mis impresiones, les dejo constancia de lo que creo que son fallos en el texto y les sugiero mis opiniones. Varias veces me han hecho caso -lo veo en la obra final cuando sale a la venta-, otras no. Nunca he menospreciado sin dar datos la labor del editor y traductor. Nunca he tirado piedras y he escondido la mano. Un crítico que derrumba, un emisario que mata, alguien que destruye y esconde sus armas, ese que acalla sus delirios y enmudece dando la espalda a costa de las esperanzas y esfuerzos de los creadores, ese, no es sino un desalmado de mirada turbia. Las letras son armas de conciliación, instrumentos de concordia, nubes que llevan nuestros pensamientos, nuestros deseos y conocimientos, no filos de navaja. Eso era en otros tiempos.

Pepo. te conozco algo. Espero conocerte más. No dudes de mi reconocimiento y mi apoyo para tu labor como editor, así como para tus compañeros de oficio e ilusión, de grandes y pequeñas empresas, da lo mismo, pero con las mismas miras, generosas y sinceras.

Un fuerte abrazo.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Éride ediciones
  • Nórdica
  • Periférica