La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

doctor heraclius gloss libreria javier periferica guy maupassantEl doctor Heraclius Gloss
Guy de Maupassant
Editorial Periférica
Traducción de Manuel Arranz
104 Páginas
14,75 €

Una rareza más de la literatura de la mano de Periférica. Estas breves obras, que nos sirven como un buen acompañante de sobremesa de fin de semana, son exquisiteces que nos brinda esta editorial dedicada a -entre otras cosas- sacar libros del olvido. De este genial autor francés que fue Guy de Maupassant ya nos ofreció hace un año una divertidísima comedia, Los domingos de un burgués en París, y la obra de ensayo Todo lo que quería decir sobre Gustave Flaubert. Ahora nos ofrece una nueva novelita, estructurada en muy breves capítulos, cada uno con su respectivo y original nombre, al estilo de los clásicos de hace siglos, y que lleva el título de El doctor Heraclius Gloss.

El doctor Gloss es un amante del saber que consagra su vida a la búsqueda de la verdad absoluta. El humor y la inteligencia son las claves de esta ingeniosa novela.
Relacionada por la crítica tanto con Voltaire como con Bouvard y Pécuchet, tanto con los controvertidos estudios darwinistas de la época como con su propia novela Los domingos de un burgués en París, cuenta la historia del peculiar doctor Héraclius Gloss, bibliófilo y hombre de costumbres, buena persona pero de gran ingenuidad, cabal y presuntuoso al mismo tiempo: su hallazgo de un manuscrito sobre la metempsícosis (esa antigua doctrina filosófica griega que afirma el traspaso de ciertos elementos psíquicos de un cuerpo a otro después de la muerte) trastornará su vida y su cabeza para siempre.Una historia de tintes grotescos sobre la búsqueda de la piedra filosofal. A favor del vegetarianismo y los animales, pero también en contra, la vida de este doctor presa de las contradicciones parece estar construida sobre aquellas famosas palabras del poeta Arthur Rimbaud: «Yo soy otro».

Guy de Maupassant nació en 1850. Según unos, en Fécamp; según otros, en el castillo de Miromesnil, en Tourville-sur-Arques. A los diecisiete años conoció a Flaubert, quien le presentó a algunos de los escritores más importantes de la época, entre ellos Émile Zola, que publicaría uno de sus primeros y más famosos relatos, «Bola de sebo» (1880), en la antología-manifiesto del naturalismo, Las veladas de Médan. Aunque sus novelas alcanzaron pronto gran notoriedad, serían sus cuentos, muchos de ellos magistrales, los que le convertirían en uno de los autores fundamentales del XIX, a la altura de otros maestros del relato como Edgard Allan Poe o Antón Chéjov, dos autores citados precisamente por Julien Gracq para explicar el «acertado ensamblaje entre realismo y horror» que supone la narrativa breve de Maupassant, «un autor entre dos polos nerviosos», como lo definiera también Ramón Gómez de la Serna. De hecho, sus «ataques de nervios» lo llevarían a intentar suicidarse en varias ocasiones y a ser internado en una clínica, para morir, al fin, «loco, o medio loco», según escribieron los diarios de su época, en 1893. Entre las novelas de Maupassant podemos citar: Una vida (1883), Bel Ami (1885), Pierre y Jean (1888)… Y entre sus muchos cuentos: «Claro de luna», «La dote», «La mano izquierda», «La belleza inútil»…


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Funambulista
  • Nórdica
  • Periférica