El rincón de Javier

Libros y algo de Jazz

desde que el mundo existe rachel field libreria javier
Desde que el mundo existe
Rachel Field
Reino de Cordelia Editorial
Título original: Time out of mind
Traducción de Susana Carral
504 Páginas
29,80 €

Jesús Egido, alma de Reino de Cordelia, es una rata de biblioteca (en el más bello sentido de la palabra), y que busca y rebusca obras que debieran de estar publicadas por su excelsa calidad pero que no lo están desgraciadamente. Gracias a él hemos podido leer autores que nunca habían sido traducidos al español. O también conocer autores minoritarios de una calidad fuera de dudas y que, gracias a su olfato, hemos podido descubrir los lectores de a pie. Uno de sus últimos descubrimientos fue Alberto Pasamontes, con su excelente novela La muerte silenciosa. Estos días nos ha presentado una nueva obra, de corte más clásico, de la escritora norteamericana Rachel Field. Se da la casualidad que con esta obra que ha publicado, Desde que el mundo existe, ganó el primer galardón del National Book Award, el gran premio de las Letras de Estados Unidos, comparable al Premio Nacional de la Crítica español. Esta épica aventura de ascensión y caída de un imperio naviero tuvo una impresionante repercusión en su época, siendo llevada al cine con el título Almas Borrascosas, parafraseando a la exitosa película inglesa Cumbres borrascosas. Una oportunidad única de descubrir a una gran autora norteamericana de la cual en España no hay en este momento nada más publicado.

Traducida hasta ahora en España como Almas borrascosas, para aprovechar el título de la adaptación cinematográfica dirigida en 1947 por Robert Siodmak, Desde que el mundo existe (1935) convirtió a Rachel Field en la primera persona ganadora del National Book Award, el galardón literario más importante de Estados Unidos. Además de la historia de amor entre un rico heredero y la hija de un ama de llaves, argumento central de la película, la novela narra también el ocaso de una saga naviera de la costa de Maine (Nueva Inglaterra), al no ser capaz de adivinar el empuje del vapor, auténtica bestia negra de las goletas y navíos industriales de vela. Ese error cometido por el patriarca de la familia, el comandante Fortune, tendrá un impacto terrible sobre las personas y la naturaleza de toda la región, contado con una autenticidad encomiable que resulta apasionante.

Nunca me han molestado los recuerdos ajenos. Desde niña siempre me gustó escuchar cuando alguien hablaba del pasado. Mi madre decía que le resultaba extraño en alguien tan joven. Pero creo que incluso entonces ya adivinaba lo que ahora tengo muy claro, aunque mi habilidad con las palabras no me permita expresarlo bien: que no hay nada que resulte tan agradable como la alegría recordada ni tan amargo como la desesperación que ya no puede hacernos daño. Para mí el pasado es semejante a una de esas caracolas que en la costa de Maine solían adornar las repisas de las chimeneas de los hogares marineros.
En el salón de La Extravagancia de los Fortune había dos de esas caracolas. Rissa, Nat y yo nunca nos cansábamos de escuchar el desgastado estruendo del mar que aún batía en aquel vacío acanalado y rosa. Eso es para mí el pasado: una caracola vacía, procedente del grandioso mar de los tiempos, que cada uno de nosotros puede acercarse al oído para ahogar el clamor más ruido- so del presente. Tal vez resulte una idea demasiado infantil y descabellada para las gentes de ahora. Quizás lo digo porque llevo demasiado tiempo a solas con mis recuerdos, esos compañeros agradables y amargos a la vez
.

Rachel Field (1894-1942) Es una de las escritoras más populares de su generación, entre otras cosas por ser la primera persona que, con Desde que el mundo existe (1935), obtuvo el National Book Award, el galardón literario más importante de Estados Unidos que posteriormente también lograrían autores como William Faulkner, Thomas Pynchon, Don DeLillo, E. L. Doctorow, Cormac McCarthy, Philip Roth o Jonathan Franzen… Entre las novelas de Field destacan All this and Heaven Too (1938) —traducida al español como El cielo y tú y llevada al cine en 1940 por Anatole Litvak con Bette Davis y Charles Boyer como protagonistas— y And Now Tomorrow (1942). La estrecha relación de esta autora con la gran pantalla la confirma que, incluso, se trasladó a vivir a Hollywood, donde murió en 1942, y que de ella es el texto de la versión del Ave María de Franz Schubert que se escucha en el musical Fantasía, de Walt Disney. Porque su otra gran pasión fue la literatura infantil. Su libro Hitty, Her First Hundred Years (1929) ganó el Premio Newbery, el más prestigioso de su género en usa, y su obra póstuma Prayer for a Child (1944) obtuvo la medalla Caldecott, que distingue al mejor volumen ilustrado publicado cada año en Estados Unidos. Dos de sus libros figuran en la lista del Lewis Carrol Shelf Award, que recoge los títulos que deberían acompañar en la misma estantería a Alicia en el País de las Maravillas y Alicia a través del espejo.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • Disbook Libros
  • Éride ediciones
  • Viajes Arán
  • Reviews of the best cheap web hosting providers at WebHostingRating.com.