La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

La memoria del agua y La lista de las ofensas. Poco tiempo de diferencia entre estas dos obras. Dos mundos muy distintos y dos escritoras labradas en una primera obra. Y narrando dos singulares mundos, dos mundos bien diferenciados.

Teresa ViejoSé de Teresa Viejo que el libro suyo acaba de alcanzar su segunda edición. Me alegro por ello. Sé que su editorial la ha llevado de peregrinación por los grandes almacenes más publicitados del país. Y me imagino que el carisma de la autora hubiera estado más conforme si ese tour hubiera sido a través de librerías de siempre. Quizás unos establecimientos más cercanos al verdadero escritor y al amante de los libros que al coleccionista del best seller al uso firmado por el autor. Teresa Viejo es una mujer con gran facilidad para la escritura. Ello se dejó ver en los primeros libros que publicó. Sus obras de ensayo ligero acerca de los diferenciados mundos del hombre y la mujer se vendieron muy bien y han pasado, como premio, a tener espacio propio en los mostradores de libro de bolsillo. ¡Y que no se crea el comprador que todo escritor pasa a bolsillo! Pero nuestra querida escritora ha crecido de manera increíble y, sin que los críticos hayan puesto sus ojos en ella -¡es una presentadora! ¡Qué se puede esperar de ella!- ha creado una novela de las mejores de este año. La memoria del agua es una novela impresionante y con la extraña cualidad de que cautiva desde la primera página. No me cansaré de aconsejarla.

Muchas veces, cuando me comenta un cliente que le recomiende una novela, le doy la obra de Teresa Viejo. Se nota mi apasionamiento. Y con la misma cantidad, pero esta vez de indiferencia, me dice que si sé de otra. Claro que sí. Sé de muchas. Soy un pequeño librero que vive, mayormente, de las recomendaciones que hago. Y si yerro con alguna de ellas mi consideración cae en picado. “¿Usted se cree que si esta obra no fuera destacable se la recomendaría yo, que huyo de los mediáticos como del diablo?” A partir de aquí me toca explicar que las ganancias con los libros son las mismas. Las ganancias con Ruiz Zafón son las mismas que con el Premio Planeta o con el Nobel de turno. Exactamente igual que con la novela de Teresa Viejo. Y si yo me detengo en ella es porque creo que puede agradar a cualquier buen lector. Y es simplemente la pura verdad.

Quizás, si dejáramos esos falsos prejuicios con los que nos conducimos equivocadamente en la vida, descubriríamos mucho más.


Dilruba Z. AraOtro caso es el de Dilruba Z. Ara. Su obra, La lista de ofensas es una colosal novela, muy al estilo de La casa de los espíritus y que narra la vida de dos familias, sus enfrentamientos y las equivocaciones que podemos cometer en la vida debido a la tozudez de nuestras percepciones. Y es que, a veces, como en la también fantástica obra “Ginko” podemos conseguir cotas inalcanzables gracias al empeño bien dirigido pero podemos estrellarnos de igual modo por la codicia de nuestros anhelos equivocados. En el caso de Dilruba, la novela transcurre en Bangla Desh y el colorido y los aromas de ese país están magistralmente trazados y su escritura nos hace ver y oler las esencias de esas tierras.

En el caso de esta escritora asiática -me cuenta en un correo- es la casi nula difusión informativa de su obra en España. Si bien en Grecia la obra se ha encumbrado a las primeras posiciones de ventas, en nuestro país ha pasado con más pena que gloria. Y eso sin contar que con la misma traducción, y portada, ha sido también un gran éxito de ventas en Uruguay. ¡Que curioso es el mundo de los éxitos literarios! Lo cierto es que la autora, a través de esa mágica maravilla que es Internet, ha localizado esta página y me ha dado las gracias por las palabras que vierto en ella. Se las merece. Y espero que estas navidades su título caiga en buenas manos lectoras y que aprecien la buena literatura allende de los gustos patrios. Y fuera de los gustos reinantes de moda…

Y poco más tengo que añadir. Las críticas de estos libros las tenéis en la página que estáis leyendo y los libros los podéis encontrar en mi librería, en el estante de obras recomendadas.