La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Mis críticas: Canción dulce

Publicado por Javier El 17/04/2017 a las 6:45 Añadir comentario

cancion dulce leila slimani libreria javier cabaret voltaire
Canción dulce
Leila Slimani
Cabaret Voltaire
Premio Goncourt 2016
Traducción de malita Embarek López
280 Páginas
19,95 €

Lo confieso, tengo predilección por los Premios Goncourt. Desde que descubrí, hace ya muchos años, un libro de Emile Ajar, de título La vida ante sí, suelo leer todos los que caen en mis manos. Y todos suelen ser excepcionales. Como lo es este que acabo de leer, Canción dulce, una obra sencilla, muy amena y escalofriante. Su autora, Leila Silmani.

Myriam llegó a casa más temprano que de costumbre. (…) Pensó que los llevaría al tiovivo. Irían juntos a hacer la compra para la cena. Mila le pediría un juguete. Adam mordisquearía un trozo de pan en su cochecito.
Adam ha muerto. Mila va a sucumbir.
(p.16)

Con una escalofriante escena se abre esta obra maestra de Leila Silmani. Un matrimonio de vida saneada acaba de tener dos niños, Mila de unos pocos años, y Adam, un bebé. Myriam decide entonces volver a trabajar, como abogada, en el despacho de un compañero de carrera. Para ello piensa en coger una asistenta que se haga cargo de los niños durante todo el día. Se entrevista con unas cuantas y al final se decanta por Louise, una mujer delgada, rubia, y con unas recomendaciones muy fiables. Louise se hace cargo de los niños y, poco a poco, va cogiéndoles tal cariño que los trata como si fueran sus hijos. Pero el tiempo pasa y los niños crecen…

No voy a explayarme mucho hablando de esta obra. Me gustaría que aquellos que confiaran en mi palabra, compraran este libro y se pusieran con él. Es absolutamente recomendable. Una obra al estilo clásico y que llegará con los años a ser parte de las grandes novelas de la Literatura Universal sin lugar a dudas. Leyendo Canción dulce, con su ritmo pausado y abundante en pequeños e imperceptibles detalles que, aun pareciendo insignificantes, nos van calando muy profundo y van tomando cuerpo en la narración, me he acordado de una película turbadora que cambió mi percepción del cine. Me refiero a Repulsión, del maestro Polanski, una obra intensa, con planos escalofriantes y cuya protagonista, Catherine Deneuve, encajaría perfectamente en el papel de Louise, la protagonista de Canción dulce. Los que hayan visto esa película ya sabrán al tipo de obra a la que se enfrentarán al iniciarse en su lectura, una trama que nos habla de criadas, de padres que desean vivir su vida, del ansia de ser madre y de los terrores cotidianos que nos acechan a la vuelta de la esquina.

Solo seremos felices, se dice Louise, cuando ya no nos necesitemos unos a otros. Cuando cada cual viva su propia vida, una vida que nos pertenezca, en la que nadie interfiera. Cuando seamos felices. (p.54)

Leila Slimani nace en Rabat en 1981, de padre marroquí y madre franco-argelina. Al terminar su formación en el liceo francés de Rabat, se marcha a París para matricularse en el Instituto de Estudios Políticos y, posteriormente, en la Escuela Superior de Comercio donde se especializa en medios de comunicación. Después de varios años de ejercer como periodista en L’Express y Jeune Afrique, decide dedicarse por completo a la literatura. Con su primera novela, Dans le jardin de l’ogre (2014), donde aborda el tema de la adicción sexual femenina, recibe el reconocimiento unánime de la crítica. Canción dulce, su segunda novela, consolida la carrera literaria de Slimani al obtener el Premio Goncourt 2016.

Canción dulce es una de esas obras maestras que hay que leer, releer y tener en casa para ir a ella cada cierto tiempo. Si piensas leer un solo libro en este año, piensa en Canción dulce. No lo dudes.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Funambulista
  • Nórdica
  • Periférica