La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

En agosto toca descansar. Pero mi actividad de recetador de literatura no va a parar. Para estos días de vacaciones os voy a recomendar tesoros de la literatura que, la mayoría de las veces, han pasado desapercibidos. Creo que es buena hora de descubrirlos y asombrarnos con autores que, generalmente, son totalmente desconocidos para el público lector.
Estas obras, algunas descatalogadas, las tenéis a vuestra disposición en la librería hasta agotar existencias.

Olive Kitteridge opinión critica librería javier elizabeth strout
Olive Kitteridge
Elizabeth Strout
El Aleph Editorial
Traducción de Rosa Pérez Pérez
324 Páginas
22€

Hay obras que te dejan con la boca abierta y tardas días en asimilarlas. El descubrimiento de esta excepcional autora es algo que congratula a cualquier persona con una de las más bellas artes, la Literatura, y le hace ver que aún hay personas que son capaces de deslumbrarnos y de tener historias que contar con una originalidad única.
Olive Kitteridge es una mujer grande de tamaño y con una fortaleza fuera de lo normal. Su forma de pensar siempre es algo que trata de imponer sobre la de los demás. Los problemas, siempre en su alrededor, parecen no afectarle, a pesar de los disgustos que le acarrean. Pero su vida, su perfecta y cuadriculada vida, empieza a resquebrajarse en el momento en el que su hijo se casa. Y ese es sólo el comienzo.
Elizabeth Strout es una maestra en el arte de contar cuentos. Y en el arte de tejerlos; como si de una manualidad de patchwork se tratara y así poder crearnos un universo de vidas. Cada capítulo es una escena o un acontecimiento crucial de algún vecino en un pequeño pueblo de la costa este de Estados Unidos. Con la particularidad de que en todos ellos aparece, bien de protagonista, bien como “secundaria” nuestra Olive Kitteridge. El gran acierto de la escritora es el de haber sabido dar una unidad tal al texto que se devora como si de una novela con total continuidad se tratara. Personajes y acontecimientos se suceden en perfecto orden cronológico y sentimos en propia piel el palpitar de ese pueblo como si nosotros mismos formáramos parte de él.
Pero aún hay algo mucho más destacable en esta obra: su estilo. Elizabeth Strout ha sabido dar un muy personal estilo a su escritura y que confiere a la novela de una belleza sin igual. Párrafos bellos, de cuidadas descripciones, se solapan con hechos narrados con tal dominio de austeridad y maestría que nos dejan muchas veces clavados en la frase. Su forma de escritura nos recuerda al mejor Raymond Carver. Una exaltación de la belleza y grandiosidad de lo cotidiano. Con maestría y una habilidad inusitada es capaz de soltarnos destellos de luz de la gris vida de esta gente en pasajes que vemos que van a hacer cambiar sus existencias, desde ese mismo momento en adelante. A todo ello la escritora nos presenta a veces hechos omitiéndonos su origen y que, con una profesionalidad pocas veces vista, nos descubre cuando hemos bajado la guardia. Una estructura perfecta que atrapa al lector desde la primera página y que sin embargo fluye sin ataduras y con un ritmo preciso y apabullante. Una escritura fuera de lo corriente y que le ha hecho ser merecedora del Pulitzer. Y no es para menos. Los que hayan leído esta obra nunca en la vida olvidarán a Olive Kitteridge.
Elizabeth Strout se ha consagrado en su país con Olive Kitteridge, premio Pulitzer, título que ha vendido casi un millón de ejemplares solamente en inglés y que será traducida a 23 idiomas. Olive Kitteridge fue elegido como el mejor libro del año en 2008 por una decena de publicaciones estadounidenses, periódicos tan prestigiosos como The Wall Street Journal, Chicago Tribune, San Francisco Chronicle o The Washington Post y revistas de referencia como People, The Atlantic o Salon. El Aleph Editores ya había publicado su obra anterior, Amy e Isabelle, que en su momento obtuvo el premio de Los Angeles Times para primeras novelas y el Heartland Prize, concedido por el Chicago Tribune. También fue finalista del PEN/Faulkner Award and the Orange Prize en Inglaterra. Sus relatos han aparecido en revistas litera-rias de prestigio, como The New Yorker y O, The Oprah Magazine
Impresionante, bello, nostálgico y tremendamente bien construido. Con casi total seguridad, el mejor libro del año. Absolutamente obligatorio.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.