La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

primavera cruel luis roso libreria javier
Primavera cruel
Luis Roso
B Ediciones
480 Páginas
19,90 €

Hace ya algo más de dos años que Luis Roso, profesor de literatura en un pueblo de la Comunidad de Madrid, nos sorprendiera con Aguacero, una novela hipnótica y llena de buenos giros. Su protagonista, Ernesto Trevejo, es un inspector de policía algo inusual. Aguacero nos narraba, a través de una trama de intriga y asesinatos, la historia de un pequeño pueblo de la serranía de Madrid en mitad de la década de los 50. El inspector Ernesto Trevejo es mandado desde la capital para investigar la muerte de una pareja de guardiaciviles y del alcalde y su mujer, al pequeño pueblo de Las Angustias, muy cerca de un paraje en el que están construyendo una presa. Al llegar el inspector al lugar le adjudican un ayudante, Aparecido, joven guardiacivil carente de experiencia, pero con un muy destacado sentido común. Poco a poco irán descubriendo la cara oculta de cada uno de los habitantes de ese pueblo y la ley del silencio que allí impera.
Primavera cruel es el segundo caso del inspector Ernesto Trevejo. La serie de género noir de Luis Roso que es al mismo tiempo un adictivo thriller y una mirada nueva sobre los años más duros del franquismo. Madrid, años cincuenta. El inspector Ernesto Trevejo recibe el encargo de enfrentarse a un caso muy difícil: un hombre armado ha aparecido muerto en El Pardo, muy cerca del palacio donde reside Franco.

¿Se trata de un terrorista? ¿Un loco? ¿Puede ser una amenaza real?

—Sí que has tardado, Ernesto.
—Tampoco tanto.
—Se me ha enfriado el té por esperarte.
—Pues no haberme esperado.
—No me hacía beber solo. Para una vez que nos vemos.
Conrado se dobló por la cintura para sorber el té, elevando apenas la taza del mostrador de estaño en un gesto que no tenía nada de casual, sino que respondía inequívocamente a su temor a mancharse la corbata. Era una corbata de seda color verde claro que relucía en contraste con la camisa amarillenta y el traje de paño negro desgastado en las mangas y el cuello.
—¿Corbata nueva?
—¿Te gusta? —preguntó Conrado, devolviendo la taza al platillo y desabrochándose los botones de la americana para mostrármela completa.
—Divina —dije, palpándola sin interés.
Yo sabía que Conrado no podía permitirse una prenda como aquella, y menos aún el pasador de oro que la acompañaba, pero, aunque seguramente él hubiera estado encantado de explicarme de dónde había sacado ambos complementos, yo prefería no saberlo. Le había advertido en varias ocasiones que cuanto menos me dijera de sus conquistas mejor para los dos.
—Combina con mis ojos —dijo, parpadeando. Sus ojos eran castaño tierra, tirando a vulgares.
—Por supuesto —convine, y acabé de un trago el café solo que había pedido antes de ir al baño, y que también se había enfriado en mi ausencia—. ¿Para qué me has traído a esta cueva?
—¿No te gusta? Pues es el sitio de moda.
—De moda entre los de la serie B, querrás decir.
—Los de la «b» de «viciosos», ¿no?
—El baño huele raro, como a césped.
—Es sándalo, creo. O alguna otra esencia natural. ¿Te has fijado en la disposición de las baldosas azules en el suelo del baño?
—No. ¿Qué había? ¿Un corazón o algo por el estilo?
—Un cisne. Los ojos son dos trocitos de baldosa color púrpura, brillantes como rubíes.
—¿Y en el baño de mujeres qué tienen? ¿Un pollo?
—Tienen una rosa con una espina en el tallo.
—Qué poético.
—Los viernes por la tarde hacen recitales de poesía, ya que lo mencionas. Yo el otro día recité uno de Rubén Darío. El del «Otoño en primavera». Me aplaudieron a rabiar.
—Le echaste valor, exponerte así delante del público.
—Por el arte uno es capaz de todo.

Una trama policíaca impecable que es, al mismo tiempo, un retrato fiel y alejado de los tópicos de la sociedad de la época. De la mano de un protagonista a la altura de los grandes del género, Luis Roso mantiene al lector literalmente pegado a las páginas de esta novela.

Luis Roso (Moraleja, Cáceres, 1988) es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca, en Filología Inglesa por la Universidad Autónoma de Barcelona y posee un máster de Literatura Española e Hispanoamericana. Apasionado de la literatura, la historia, el cine y el deporte, actualmente trabaja como profesor de secundaria en la Comunidad de Madrid. Admira a Delibes, Cela, Ferlosio, Sender, Azorín, De la Serna, Aldecoa, Barea y Martín Santos. Aguacero es su primera novela.

«Una cuidada ambientación histórica, una escritura de calidad, magníficos diálogos que dotan de especial agilidad al relato, una atractiva pareja protagonista y un sutil sentido del humor que recuerda a ratos a Eduardo Mendoza. Una gran novela negra.» Ángel Vivas, El Mundo


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Funambulista
  • Nórdica
  • Periférica