La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

historia caracol luis sepulveda libreria javier
Historia de un caracol que descubrió la importancia de la lentitud
Una novela para jóvenes de 8 a 88 años
Luis Sepúlveda
Tusquets Editores
90 Páginas
12 €

Muchas veces la brevedad es un acicate a la hora de elegir lecturas. Las novelas de Luis Sepúlveda no son muy extensas. Las más populares rondan las 100 páginas. Esta que ahora nos ofrece, una de las más breves, Historia de un caracol que descubrió la importancia de la lentitud, es una obra que oscila entre fábula y cuento infantil, aunque con ciertas observaciones para adultos.

Un joven caracol crece en un pensamiento existencialista. Le gustaría saber su nombre, no ya ser un simple caracol, que ya lo sabe, sino un nombre propio y diferente a los demás. Además, se interroga sobre el sentido de su lentitud. ¿Servirá para algo? ¿Tan importante es para los caracoles esa lentitud que es bandera de su especie? Y con esas premisas sale a la búsqueda de respuestas, abandonando el mundo de los suyos.

Historia de un caracol que descubrió la importancia de la lentitud es, como todo lo que escribe Luis Sepúlveda, un bello cuento con un subtexto muy importante. Si bien el libro se puede leer como si de una narración infantil fuera, si profundizamos en su mensaje podemos encontrar ciertos parámetros muy importantes de pensamiento. La lentitud como arma para observar con detenimiento cosas que de otra manera pasarían desapercibidas, el punto de vista a ras de suelo y su importancia, la destrucción masiva de la naturaleza que ejerce el hombre… Este pequeño caracol, que vive bajo hojas de acanto y se alimenta de plantas de diente de león, se va encontrando a su paso a varios animales que le van dando datos para resolver su enigma. Hasta que llega a ver la obra del hombre, una carretera de asfalto maloliente y ardiente que hace que su andar se detenga. Una obra bella que navega entre la fábula y el relato, y que puede leer cualquier tipo de persona. Y que recomiendo especialmente para lectores con problemas de vista por el generoso tipo de letra que lleva.

En un prado cerca no a tu casa o a la mía,
vivía una colonia de caracoles muy seguros
de estar en el mejor lugar que pueda imaginarse.
Ninguno de ellos había viajado hasta
los lindes del prado, y mucho menos hasta la
carretera de asfalto que empezaba justo
donde crecían las últimas briznas de hierba.
Y como no habían viajado, no podían comparar
y, así, ignoraban que para las ardillas
el mejor lugar estaba en la parte más alta de
las hayas, o que para las abejas no había
lugar más placentero que los panales de
madera alineados en el otro extremo del prado.

Luis Sepúlveda nació en Ovalle, Chile, en 1949. Ha recorrido desde muy joven casi todos los territorios posibles de la geografía y las utopías, y de esa vida inquieta y agitada ha sabido dar cuenta, como dotadísimo narrador de historias, en apasionantes relatos y novelas. De su obra cabe destacar los bestsellers Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar y Un viejo que leía novelas de amor. Otros títulos destacables en la trayectoria del autor son Mundo del fin del mundo, Nombre de torero, Patagonia Express, Desencuentros, Diario de un killer sentimental, seguido de Yacaré, La lámpara de Aladino, Historia de un perro llamado Leal y El fin de la Historia.

Historia de un caracol que descubrió la importancia de la lentitud es un bello libro que deleitará con su inocencia y profundo mensaje a todo tipo de lectores, niños y adultos. Y especialmente recomendado para lectores con problemas en la visión.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.