La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Mis críticas: La catadora

Publicado por Javier El 29/10/2018 a las 6:45 Añadir comentario

catadora rosella postorino libreria javier
La catadora
Rosella Postorino
Lumen editorial
Traducción de Ana Cuirans Ferrándiz
346 Páginas
19,90 €

¿Es posible aún escribir un libro sobre el nazismo y que sea original? La respuesta, categórica respuesta es que sí. La catadora, escrito por la novelista italiana Rosella Postorino es un milagro de belleza e intriga y, en él, se nos narran las peripecias de diez mujeres que vivían de probar los manjares que dos horas después habría de comer Hitler.

Son diez. Diez elegidas mujeres que probarán los cinco platos que le ofrecerán al Führer dos horas después. Ante las amenazas de acabar con su vida, las SS optan por vigilar estrictamente la comida de Hitler y, por ello, contratan a diez mujeres que probarán esos platos. Cada pareja de ellas probará uno de los platos. La intriga está servida. ¿Y si enferman tres de ellas? Aparte de esa cuestión hay otros hilos narrativos muy interesantes que procuran que el lector no pueda dejar de leer esta cautivadora novela basada en hechos reales.

Rosella Postorino leyó en un periódico una noticia sobre Margot Wölt, la única catadora que quedaba viva de los tiempos de Hitler. Cuando fue a entrevistarse con ella se enteró de que acababa de fallecer. En homenaje a ella y a las otras nueve compañeras ha creado esta novela, basada en hechos reales y que tiene por protagonista a Rosa Sauer. La catadora es un thriller psicológico que nos habla de la vida de unas mujeres condenadas a ser ratones de laboratorio y que no saben si, después de probar cada uno de los manjares que serán servidos a Hitler poco después, sobrevivirán. Una obra perfecta en escritura y trama que nos descubre a una autora italiana con un pulso fuera de lo normal y que nos llega a lo más hondo. Diez catadoras, diez mujeres que degustan delicias y que no saben si esas delicatesen las llevaran a la muerte. Diez vidas que penden de un hilo en una elaborada trama que corta la respiración.

Entramos de una en una. Tras horas de espera, de pie en el pasillo, necesitábamos sentarnos. La sala era grande; las paredes, blancas. En el centro, una larga mesa de madera ya puesta para nosotras. Nos hicieron una señal para que nos acomodáramos.
Me senté y permanecí así, las manos entrelazadas en el regazo. Ante mí, un plato de loza blanca. Tenía hambre.
Las demás mujeres habían ocupado sus puestos sin hacer ruido. Éramos diez. Algunas estaban sentadas erguidas y con compostura, con el pelo recogido en un moño. Otras miraban alrededor. La chica que tenía enfrente se arrancaba las pielecitas de los dedos y las trituraba con los dientes. Sus mejillas tiernas estaban llenas de rojeces. Tenía hambre.
A las once de la mañana ya estábamos hambrientas. El aire del campo y el viaje en autobús no tenían nada que ver. Aquel vacío en el estómago era miedo. Hacía años que sentíamos hambre y miedo. Y cuando el aroma de las viandas nos embistió el olfato, las sienes latieron con fuerza, la boca se llenó de saliva. Miré a la chica de la cara con rojeces. Estaba tan ávida por comer como yo.
Las judías verdes estaban aderezadas con mantequilla derretida. No probaba la mantequilla desde el día de mi boda. El olor de los pimientos asados me azuzaba el olfato, mi plato rebosaba, no podía apartar los ojos. En el de la chica de enfrente, en cambio, había arroz con guisantes.
—Comed —dijeron desde un rincón de la sala, y fue más que una invitación pero menos que una orden.

La catadora, de Rosella Postorino, es una obra maestra de la novela contemporánea, escrito con un temple certero y exquisito que nos lleva a la cocina de Hitler y a degustar los platos que él mismo comió.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Funambulista
  • Nórdica
  • Periférica