La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Domingo de anécdota literaria

Publicado por Javier El 09/12/2018 a las 9:35 Añadir comentario

arbol_navidad_libros libreria javier
Ayer, mientras cerraba la librería, entró una pareja de unos treinta años. Ella, modernita de las de último iPhone en mano sacando fotos y haciendo un vídeo sin pedir permiso. Él, con gafas de sol para ocultar su solemne incultura, ya que en ningún momento se acercó a coger un libro en sus manos, pensé que para no infectarse.
Ya con toda la cartelería dentro del local, les pregunto:
—¿Se os ofrece algo? ¿Os puedo ayudar eligiendo algún título?
—No, gracias, nos hemos metido aquí haciendo tiempo, mientras esperamos a unos amigos, para ir a comer.
Más claro el agua.
—Pero…, ya que estamos aquí le voy a hacer una pregunta.
Veo que los quince minutos de tardanza en el cierre van a tener una recompensa. Al final, la mujer se ha decidido a comprar un libro y quiere una recomendación. Trataré de ofrecerle un buen título y que le haga no arrepentirse de haber entrado. Me siento culpable de ser tan mal pensado a veces.
—Pues, dígame.
—¿Sabe de algún restaurante en el que merezca comer y no muy caro?
Silencio en el ambiente.
—Sí, claro, justo aquí, a la vuelta tiene uno fantástico.
Y le explicó dónde está.
La vez que estuve allí pille una gastroenteritis que me duró diez días.
Doctor librero y Mr. Hyde.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.