La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros


La venganza de Don Mendo
Pedro Múñoz Seca
Ediciones Reino de Cordelia
Ilustraciones de Fer
Edicion en gran formato, Tapa dura y a todo color
184 Páginas
22,90

HACE CASI EXACTAMENTE cien años desde que se estrenó, en el Teatro de la Comedia, de Madrid, un 20 de diciembre de 1918, La venganza de don Mendo. Se trata de una de las cinco o seis piezas teatrales más representadas del teatro español de todos los tiempos y constituye una auténtica obra maestra del humor y del disparate (en la acepción más noble del término) o, si prefieren ustedes, del astracán (como gustaba de llamar don Pedro a su producción dramática, antecedente claro en clave cómica del teatro de vanguardia y del teatro del absurdo posteriores). Autor de una obra dramática extraordinariamente amplia (nada menos que siete gruesos volúmenes en papel biblia publicados por Ediciones Fax en los años cuarenta y cincuenta del siglo pasado), escrita en soledad o en colaboración (fundamentalmente con Pedro Pérez Fernández y con Enrique García Álvarez), don Pedro Muñoz Seca nació en el Puerto de Santa María (Cádiz) en 1879 y murió asesinado en Paracuellos del Jarama (Madrid) en la tristemente célebre saca de presuntos fascistas que ha inmortalizado negativamente ese topónimo. En el caso de don Pedro, el único delito que había cometido era su adscripción ideológica a un credo conservador y monárquico que por aquel entonces era suficiente para que lo dejasen tirado a uno en una cuneta, previamente acribillado a balazos. Pero aquí lo que nos importa no es la biografía de Muñoz Seca ni su triste fin, sino conmemorar el centenario de su Don Mendo con una nueva edición de la obra.

Este mismo año, la editorial hispalense Espuela de Plata ha patrocinado también una nueva edición de La venganza, a cargo de Alberto Romero Ferrer y con un largo estudio introductorio.
La edición de Romero Ferrer parte de una impresión argentina de la pieza (Ediciones Quetzal,
1957). Otras ediciones modernas que he tenido a la vista para confeccionar la mía son las excelentes de Salvador García Castañeda (Madrid, Cátedra, 1984), Javier Huerta Calvo (Madrid, EDAF, 1998), Andrés Amorós (Madrid, Biblioteca Nueva, 1999, con orientaciones para el montaje de José Luis Alonso de Santos) y Almudena del Olmo Iturriarte (Madrid, Espasa Calpe, 2003, con prólogo de Alfonso Ussía, nieto del comediógrafo portuense). El manuscrito de la obra se conserva en la Biblioteca de Teatro Español de la Fundación March de Madrid y figura cuidadosamente colacionado por García Castañeda en la citada edición de Cátedra. Razón por la cual me he limitado a tener a la vista, además de las mencionadas ediciones modernas de la pieza, los dos primeros impresos de Don Mendo, ambos de 1919: el que corrió a cargo de la Sociedad de Autores Españoles (Madrid, R. Velasco, Impresor, 1919, con la partitura musical, compuesta por el maestro Moreno Torroba, del romance «Era don Lindo García»), y el testigo textual más temprano y valioso, que no es otro que la edición de ese mismo año aparecida bajo los auspicios de Editorial Pueyo, que se imprimió en las oficinas de la Imprenta Helénica y que iba acompañada de unas preciosas ilustraciones del dibujante D’Hoy (reproducidas parcialmente, junto con otras muy sugestivas de Enrique Herreros, en la edición de Cátedra).

Pedro Muñoz Seca
(El Puerto de Santa María, 1879 – Paracuellos del Jarama, 1936) Escritor y dramaturgo de la Generación del 18, muy aplaudido por el público de su época y por Ramón del Valle-Inclán, que lo definió como «un monumental autor de teatro». Entre 1910 y 1920 consolidó un nuevo género humorístico, el astracán, que persigue a toda costa la comicidad, y en el que sobresale La venganza de Don Mendo (1918). Sus sátiras a la República propiciaron su detención en Barcelona y su asesinato en Paracuellos del Jarama. En palabras del premio Nobel Jacinto Benavente, «a Muñoz Seca no lo mató la barbarie, lo mató la envidia. La envidia sabe encontrar sus cómplices».

José Antonio Fernández Fernández ‘FER’
(Mansilla de las Mulas, León, 1949). José Antonio Fernández Fernández es uno de los humoristas gráficos más populares de las revistas El Papus y El Jueves, publicaciones de las que llegó a ser director. Publica un chiste diario en el rotativo catalán Avui desde finales de los años ochenta, cuando tomó el relevo al histórico Cesc. Conocido sobre todo por sus series Historias Fermosas y Puticlub, inició su carrera en el humor gráfico en la revista Mata Ratos y en En Patufet de la mano de Jaume Perich. Pronto se ocupó de un chiste diario en el periódico La Prensa. Licenciado en Historia, fue profesor de Bachillerato hasta que Gin lo repescó para dedicarse exclusivamente al humor gráfico. Ha sido impulsor de los premios Gat Perich y ostenta el título de catedrático de Honor de la Universidad de Alcalá de Henares.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Funambulista
  • Nórdica
  • Periférica