- La librería de Javier - http://www.lalibreriadejavier.com -

Pobre, paralítico y muerto, una joya de Rafael Azcona

[1]
Pobre, paralítico y muerto
Rafael Azcona
Ediciones del Viento
198 Páginas
14,95 €

IMPRESCINDIBLE.

Para aquel que no es amigo de perder el tiempo leyendo críticas sesudas acerca de las características del libro en cuestión, en la entradilla de este texto está escrito el resumen de lo que pienso de esta obra.El librito en cuestión se compone de tres cuentos: Pobre, Paralítico y Muerto. Fueron publicados en el año 1960, ya hace 48 años*, y siguen tan frescos y divertidos, tal como si se acabasen de publicar en nuestros días.

En el primero de ellos se narra las peripecias de un mendigo, el mismo día de la fecha de la lotería de Navidad, y que vende participaciones de dicho sorteo a partir de unos décimos que compró por correo hacía tiempo. La ascensión al olimpo de los elegidos por la gloria y su caída son indescriptibles y el abanico de personajes curiosos es inabarcable. Es curioso que no lo hayan hecho película ¡Y dicen que faltan buenos guiones! Lo que hay que oír…

El segundo cuento es Paralítico. En él vemos el germen de la historia de la famosa película de Marco Ferreri y nos deja apreciar el final real de la historia. En su época tuvo la cinta problemas con la censura y hubo de modificarse el final, edulcolorándolo para adecuarlo a las buenas costumbres de su tiempo. Con el paso de los años se pudo ver en la pequeña pantalla el final real de la historia y suprimido por la censura. Y ahora podemos deleitarnos con la lectura de esta obra imprescindible de la literatura española.

El último relato, que lleva el nombre de Muerto, es el paradigma de lo que se puede llamar humor negro en la literatura. Las andanzas de un médico rural, un joven fraile inocente como un pan de Valladolid, un taxista de pueblo y un cura muerto. Una jocosísima historia surrealista que hace oscurecer por sus patéticas situaciones al mismo Scorsese de su ópera prima Afterhours.
Rafael Azcona nació en Logroño en 1926. A los pocos años se fue a vivir a Madrid donde trató de buscarse la vida siendo torero o cocinero. Y tuvo que ser su gran amigo Mingote el que le introdujera en el camino de las artes literarias como novelista y haciendo trabajos para la revista La Codorniz.

Poco más se puede decir de la escritura de Rafael Azcona. Es un genio de la concreción y del sarcasmo. Si hubiera que señalar algún autor vivo español que siguiera el sendero de Mihura o Jardiel Poncela, pero con la “mala leche” de los escritores de la extinta Codorniz y la capacidad de ser un clásico ya encumbrado ese sería Azcona.

Si como escritor es poco prolijo en su producción como guionista nos ha dejado grandes obras que han jalonado su carrera con elogios y prestigiosos premios. Entre sus logros cabe destacar el ya mencionado guión de “El cochecito”, película protagonizada por el inolvidable Pepe Isbert, “El pisito”, su primer trabajo como guionista para Marco Ferreri y de gran actualidad en nuestros días, “El verdugo”, “Plácido” y “La Escopeta Nacional” dirigidas por Luís García Berlanga. Ya en los tiempos actuales ha seguido en la brecha y entre sus aclamados guiones se cuentan la oscarizada “Belle Epoque” de Fernando Trueba, “La Corte del Faraón”, “El año de las luces” y “La lengua de las mariposas”, dirigida por José Luís Cuerda a partir de unos relatos cortos de Manuel Rivas.

(Escrito en marzo de 2008, pocos días de morir el autor)