La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Mis críticas: Los felices días del verano

Publicado por Javier El 09/09/2019 a las 6:45 Añadir comentario


Los felices días del verano
Fulco di Verdura
Errata Naturae
Traducción de Txaro Santoro
254 Páginas
16,90 €

Hay algunos libros, pocos, realmente muy pocos, que al abrirlos resplandecen y su luz nos hipnotiza. Los felices días del verano, de Fulco di Verdura es una de esas inencontrables rarezas.

He de advertir al lector que puedo haber cometido algún error en este libro. Al carecer de notas o diarios que consultar y habiendo fallecido la mayor parte de los personajes, me he basado tan sólo en mi memoria y en la ayuda de mi hermana. Esto es lo que recuerdo.

Los felices días del verano es una obra que cautiva por su endiablada sencillez y riqueza de anécdotas. Si bien a la hora de una descripción certera habría que decir que es una enumeración de lugares, animales y personas que pasaron por la infancia del autor, esta calificación nos alejaría demasiado de la grandeza que se oculta tras las páginas de esta obra. Este es un libro que, a pesar de su breve extensión, nos hará disfrutar de horas y horas del placer de la buena literatura ya que su lectura se ralentiza poco a poco, el lector intenta que esas historias no acaben jamás, y las lee cada vez con mayor lentitud y detenimiento.

Los felices días del verano son unas deliciosas memorias del último duque de Verdura, un espécimen intelectual que pasó su existencia entre los ambientes de lujo y exquisitez de Palermo, París, Nueva York y Londres. En esta inolvidable obra nos habla de sus recuerdos infantiles, inmensos y detallados, en unos tiempos en los que todo era de otro color. Los capítulos, que parten de la descripción de jardines, salones de grandes mansiones o simplemente animales, nos transportan a historias bellas y muy originales dentro de ese costumbrismo de alta alcurnia que fue la de los palacios de una nobleza que poco a poco iba desapareciendo. Fulco di Verdura, a la manera de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, nos retrata una época que está a punto de desaparecer, los tranquilos y lujosos tiempos anteriores a la Primera Guerra Mundial, con un anecdotario tan divertido como desquiciante, lleno de travesuras, extravagancias y sensibilidad. Prueba de estas delicatesen es la deliciosa anécdota del broche que confecciona la tacaña madre del escritor para regalárselo a una amiga por la que no siente gran aprecio y que le costará tiempo y sudores quitárselo de en medio (p. 118 – 121). Una joya literaria que leeremos, releeremos y volveremos a leer y que será, a la larga una de esas joyas literarias de nuestra biblioteca. Aquellos amigos cinéticos que han visto Amarcord, de Federico Fellini saben de qué hablo.

Gracias a Dios la casa sigue allí. Es la misma vieja y querida villa de siempre, cubierta de buganvillas, repleta de balcones y terrazas que sobresalen, abrasada por el sol y cansada, pero orgullosa en medio de su jardín inglés semitropical. Ese mismo jardín que, hace mucho tiempo, resultaba enorme y misterioso a los ojos castaños de un niño pequeño, robusto y de piernas regordetas, y que ahora, a los ojos de este hombre mayor que tanto han viajado, le parece menguado en sus dimensiones y despojado de sus misterios.

Fulco di Verdura (Palermo, 1898 – Londres, 1978), último duque de Verdura, creció en un entorno en el cual desarrolló una vívida imaginación, un salvaje sentido del humor y un gran amor por los animales. Impresionada con su trabajo como creador de joyas, Coco Chanel lo convirtió en diseñador jefe de joyas de su marca. En 1934, Di Verdura dejó Chanel para abrir un salón en la Quinta Avenida de Nueva York, visita indispensable para las estrellas del cine y el teatro del momento, así como para la alta sociedad norteamericana. En 1973, convertido en una celebridad, se retiró a Londres, donde continuó dibujando y pintando.

Los felices días del verano, de Fulco di Verdura es una joya literaria sin precedentes, un hallazgo que recomendaremos a nuestros amigos una vez acabado.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Reino de Cordelia
  • Nórdica
  • Periférica