La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Mis críticas: La madre de Frankenstein

Publicado por Javier El 04/02/2020 a las 6:45 12 Comentarios


La madre de Frankenstein
Episodios de una Guerra Interminable V
Almudena Grandes
Tusquets editores
560 Páginas
22,90 €

Millones somos los lectores que esperamos ansiosos los libros que, más o menos cada dos años, nos obsequia Almudena Grandes. Una vez comenzada esta gran serie, de título Episodios de una Guerra Interminable, las ansias de saber más de esos personajes es algo que no se puede reprimir. Salvo por dos obras, Los besos en el pan y La herida perpetua, sacados de sus columnas en El País, puntualmente nos ha ido entregando los libros de esta serie, de los cuales ya están a la venta cinco de ellos, a la espera del último, que saldrá sobre mediados de 2022 y cerrará ese compendio de obras sobre la triste España de los años del franquismo.

Inés y la alegría, ambientado en el Pirineo leridano, inauguró esta colección de obras que pone luz a los oscuros y tristes años de la posguerra. A él siguió El lector de Julio Verne, situado en un cuartel de la Guardia Civil en la provincia de Jaén, Las tres bodas de Manolita, que transcurre en la capital de España, y Los pacientes del Doctor García, a caballo entre Madrid y Buenos Aires. Hoy se pone a la venta La madre de Frankenstein, cuya trama está situada en el Madrid de los años 50, pero, sobre todo, en el manicomio de Ciempozuelos.

La madre de Frankenstein es, quizás y sin miedo a equivocarme, la obra más elaborada y redonda de todas las que Almudena Grandes ha sacado de estos Episodios Nacionales. El eje de la trama es la paciente del manicomio de Ciempozuelos Aurora Rodríguez, la famosa madre de Hildegart. Como muy bien sabe el lector, esta mujer, de pensamientos feministas, estandarte cultural y social de su tiempo, intentó crear una hija perfecta, modélica en todos los sentidos y, sobre todo, de pensamiento libre. Y fue precisamente esa libertad, esa libertad aprendida de su madre y lo avanzada en ideales que era ella para esos años, lo que le hizo querer independizarse de su madre, algo que Aurora no consintió. Al poco de cumplir Hildegart los dieciocho años, y tras anunciarle a su madre que se iba de casa a vivir por su cuenta, su madre la asesina de cuatro tiros.

La novela comienza, y prácticamente se desarrolla en su totalidad, en el pabellón del Sagrado Corazón del manicomio de Ciempozuelos, donde una mujer mayor toca un piano. Esta mujer, Aurora Rodríguez, tiene una de las mejores habitaciones del recinto, una habitación que bien pudiera ser la de un hotel. La novela nos habla de un apartado muy oculto en la historia de España. A través de la andanzas del psiquiatra Germán Velázquez, que huyó de España siendo un niño, acogiéndole una familia suiza y dándole una inmejorable formación, y de la cuidadora María Castejón, huérfana y criada por sus abuelos, y que se queda maravillada desde los cinco años por la figura de Aurora, descubrimos una galería de personajes muy interesantes de la época. Además del doctor Robles, director del Manicomio de Mujeres de Ciempozuelos, figuran entre los personajes de la obra los psiquiatras Antonio Vallejo Nájera, militar y catedrático de Psiquiatría, y Juan José López Ibor, miembro del Opus Dei y uno de los más radicales médicos de la época, obsesionado con el sexo y famoso por las técnicas violentas y traumáticas para “curar” la homosexualidad, además de varios de los que ya conocemos de las anteriores obras, como pueden ser Pepe el Portugués y Pastora, personajes de El lector de Julio Verne, Rita, amiga de Manolita en Las tres bodas de Manolita, o a Rafael Cuesta, en origen Guillermo, y que aparecía en Los pacientes del doctor García. Una novela en ese estilo tan peculiar de Almudena Grandes, coral y costumbrista, llena de pequeñas historias y pasajes muy reconocibles de nuestra historia.

La madre de Frankenstein es una obra indispensable para recuperar la visión de esa España de los años cincuenta gris y apesadumbrada, sin futuro alguno, y en la que la Iglesia campaba a su aire, imponiendo su doctrina sobre el Estado y la ciudadanía.

Almudena Grandes (Madrid, 1960) se dio a conocer en 1989 con Las edades de Lulú, XI Premio La Sonrisa Vertical. Desde entonces el aplauso de los lectores y de la crítica no ha dejado de acompañarla. Sus novelas Te llamaré Viernes, Malena es un nombre de tango, Atlas de geografía humana, Los aires difíciles, Castillos de cartón, El corazón helado y Los besos en el pan, junto con los volúmenes de cuentos Modelos de mujer y Estaciones de paso, la han convertido en uno de los nombres más consolidados y de mayor proyección internacional de la literatura española contemporánea. Varias de sus obras han sido llevadas al cine, y han merecido, entre otros, el Premio de la Fundación Lara, el Premio de los Libreros de Madrid y el de los de Sevilla, el Rapallo Carige y el Prix Méditerranée. En 2010 publicó Inés y la alegría (Premio de la Crítica de Madrid, el Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska y el Premio Sor Juana Inés de la Cruz), primer título de la serie Episodios de una Guerra Interminable, a la que siguieron El lector de Julio Verne (2012), Las tres bodas de Manolita (2014) y Los pacientes del doctor García (2017; Premio Nacional de Narrativa).

La madre de Frankenstein es el relato más veraz y luminoso escrito por Almudena Grandes sobre esa España triste y gris de los años cincuenta, una sociedad clasista y rancia, dominada por una Iglesia católica férrea e intransigente.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

12 respuestas hasta ahora.

  1. Pakorosen dice:

    ¿La serie de Episodios de una Guerra Interminable se puede leer de manera independiente?, es que no he leído ninguna aún pero claro me da algo de pereza ponerme desde el primer episodio, ya que son libros bastante largos.

    • Javier dice:

      Perfectamente.
      Puedes leerlos en el orden que quieras. De hecho, a los lectores que se atreven con ella les recomiendo que empiecen por El lector de Julio Verne, que es quizás el más atrayente y sencillo de la serie.
      Un cordial saludo.

  2. Eduardo Blanco Paredes dice:

    Me ha gustado mucho, lo estaba esperando como agua de mayo.
    He tenido las mismas sensaciones que tuve con El lector de Julio Verne, me he visto reflejado.
    Muchas gracias a la autora por este gran libro y como Extremeño, de Campanario( al lado de Castuera), ya estoy esperando el próximo y último libro de esta serie.
    Gracias ??

  3. Eduardo Blanco Paredes dice:

    Es un Gracias sin interrogaciones y con un corazón de emoti

  4. M.Carmen dice:

    Como siempre, una nueva novela de esta serie es un disfrute, lo que no quita para pensar que hubiera sido deseable que hubiese introducido al lector con más profundidad en lo que fueron el pensamiento y las prácticas de la psiquiatría franquista y la vida cotidiana de los manicomios de aquellos terribles años.

  5. MariCarmen dice:

    Estamos en confinamiento? Como conseguirlo? Muchas gracias.

  6. Marian dice:

    Cuando comenze a leerlo, me parecio estar ante una gran novela.He tardado en terminarlo pues no me ha enganchado nada.Basicamente habla del pasado de los Protagonistas,en especial de German y Maria.En mi opinion muy aburrido.


  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Éride ediciones
  • Nórdica
  • Periférica