El rincón de Javier

Libros y algo de Jazz


Las maravillas de Egipto
David Roberts
Iberlibro editorial
182 Páginas a todo color
9,90 euros

Ejemplares de oferta agotados

Un paseo por el Nilo en barca, una travesia hasta el valle de los reyes para admirar las pirámides de los faraones Kheops, Kefren y Micerino, una visita al templo del Isis en Dendera, la majestuosa visión de las tumbas de los reyes Amenofis I Y Tutmosis I, en Bibánel-Moluk, la contemplación del templo de Abu-simbel, el asombro que producen los colosos de Memnon# todo esto y mucho más es lo que este libro ofrece al lector que desea conocer la historia del antiguo Egipto a través de sus monumentos, estatus y columnas, que de la mano del genial pintor David Roberts, ofrecen estas páginas y sus bellísimas ilustraciones dedicadas al asombroso país que fue el Antiguo Egipto. Así se podrá satisfacer el vivo interés que despertó en Occidente aquella antiquísima civilización cuando se produjo el descubrimiento de la tumba del faraón Tukankhamon y que actualmente se ha extendido al resto de las maravillas de Egipto.

David Roberts nació en Stockbridge, hoy día un suburbio de Edimburgo, en el ámbito de una familia de economía muy modesta. Su padre era zapatero y su madre ama de casa. Desde los diez años fue aprendiz de un pintor de casas. Uno de sus primeros trabajos fue como escenógrafo de una compañía de espectáculos ambulante. 1?2?
En 1832-33 Roberts atravesó España y llegó hasta Tánger, tomando múltiples apuntes que de vuelta en Londres serían plasmados en litografías por otros artistas. Roberts realzaba los rincones que veía, mediante alteraciones de escala y sumando vegetación y demás elementos que aportaban un toque romántico y pintoresco a lugares ya de por sí evocadores.
Las imágenes de España difundidas por Roberts alcanzaron gran éxito e impusieron una imagen novelesca y exótica de Andalucía, al igual que hizo la novela Carmen de Prosper Merimée. El pintor español Jenaro Pérez Villaamil acusó una clara influencia de Roberts, y años después, Gustave Doré recorrería España emulando su precedente.
Pero el mayor éxito de David Roberts se debe a su viaje a Egipto y tierras limítrofes, donde dibujó múltiples templos y rincones que luego se plasmarían en acuarelas, cuadros y grabados. El propio Roberts afirmó que este viaje le aseguró el sustento para el resto de su vida pues le dio inspiración para producir obras en gran cantidad.
Sus litografías sobre Egipto, ejecutadas por ayudantes siguiendo sus diseños, idealizaban las ruinas de Abu Simbel y demás monumentos mediante el uso del color y de texturas borrosas. Roberts no dudaba en añadir esfinges, relieves y demás ornamentos en las ruinas que veía, y les daba una escala gigante por contraste con las figuras de lugareños que incluía a escala diminuta. El conjunto de sus 248 litografías se ordena en seis volúmenes, dedicados los tres primeros a Egipto y Nubia.
Como reflejo de su éxito, Roberts fue hecho académico de la Royal Academy de Londres en 1841.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Éride ediciones
  • Nórdica
  • Periférica