La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Mis críticas: El último deber

Publicado por Javier El 16/10/2020 a las 6:45 Añadir comentario


El último deber
Darryl Ponicsán
Berenice editorial
240 Páginas
17,95 euros

Los lanzamientos editoriales de estos años se materializan en repeticiones exhaustivas de obras que son en el fondo la misma. Algo varía, sí que es verdad, pero en el fondo no dejan de imitar la novela de turno que ha tenido gran éxito de ventas. Ello es debido al poco, por no decir nulo, espíritu aventurero de los grandes sellos. Es por ello que la aparición de obra como El último deber es un balón de oxígeno dentro de este ambiente enrarecido y de sopor que es el mercado editorial actual.

—¿Os importa si os pregunto qué estábais haciendo —pregunta Charlotte.
—¿Orando —responde Larry—. Acabamos de empezar.
—¿Qué quieres decir con orar?
—Como los budistas —explica Larry.
—¿Una especie de cántico religioso?
—Algo así.
—Billy, ciertamente has cambiado —luego se dirige a los otros—; Billy casi encontró la religión hace unos años. Estaba a punto de abrazarla cuando descubrió que la Trinidad no eran tres en la cama.
(p. 127)

El último deber es una excepcional novela, la primera escrita por el norteamericano Darryl Ponicsán. Esta obra, que fue vendida a una gran productora de cine antes de ser acabada su escritura y basada en hechos reales, cuenta la aventura de tres marineros de la Patrulla Costera americana en un inusitado viaje a través de la costa este norteamericana. Larry, un chico joven e inexperto, padece cleptomanía, y roba la hucha de ayuda a causas humanitarias del cuartel. Son unos pocos dólares, pero el hecho de ese significativo dinero la provoca una condena inusitada de años. Para el ingreso en prisión, en un penal cercano a Nueva York, obligan a otros dos marineros, más curtidos, a escoltarle hasta el lugar. Billy, Bad Ass, bebedor y amante de la filosofía, y Mule, Mulo, un negro pobre del sur y que se alistó para buscarse un futuro y ayudar a su madre. Esta peculiar pareja se siente dolida por la injusticia que han procurado al chico y deciden, en el viaje de cinco días a la prisión, hacerle que se divierta y que, a su vez, pueda despedirse de su madre. Pero las cosas se empiezan a torcer, y el viaje resulta bastante accidentado.

Una obra singular y existencialista, no solo por la historia que cuenta, sino por la fidedigna ambientación de cada sitio por el que transitan. El autor, marinero en los cuarteles que describe, nos procura visitar burdeles, bares de baja estopa, estudios de tatuaje…, sacando lo peor y lo mejor de estos personajes. Una obra que fue llevada al cine con el papel principal de Bad Ass protagonizado por Jack Nicholson, aunque solo en la primera parte de la trama, dejando el fascinante final fuera del set de rodaje. Una novela con lenguaje descarnado y de frases cortas y tajantes que nos da un golpe de aire fresco entre tanta literatura envasada a gusto del consumidor. Una road movie que representa a lo mejor de la literatura norteamericana de la segunda mitad del siglo XX, y un ejemplo de la profundidad de un texto que, a simple vista, parece banal e intrascendente.

—¿Has estado casado alguna vez, Mule?
—Nunca. ¿Por qué comprar una vaca cuando la leche es tan barata?
(p. 200)

Darryl Ponicsán es autor de trece novelas, además de un galardonado guionista de cine y televisión. Nacido en Shenandoah (Pensilvania), dio clases en la escuela secundaria después de graduarse en el Muhlenberg College y cursar un posgrado en la Universidad de Cornell. Sirvió en la Marina de los Estados Unidos desde 1962 hasta 1965, luego hizo trabajo social en el área de Watts en Los Ángeles y fue maestro de secundaria antes de que el éxito de su ópera prima, El último deber (1969), le permitiese convertirse en escritor a tiempo completo. En la actualidad es un autor de culto, cuya obra ha influido de manera decisiva en las nuevas generaciones de escritores y guionistas estadounidenses.

El último deber, de Darryl Ponicsán, una novela original, fresca y deslumbrante que no hay forma de dejar de leerla. De lectura obligatoria.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Éride ediciones
  • Nórdica
  • Periférica