El rincón de Javier

Libros y algo de Jazz


El remitente misterioso y otros relatos inéditos
Marcel Proust
Lumen editorial
Introducción de Luces Fraisse
Traducción y prólogo de Alan Pauls
180 Páginas
17,90 euros

A pocos meses del centenario de la muerte de Marcel Proust, llega a nuestras manos una obra que seguro que será de disfrute para muchos aficionados a la buena literatura. Un libro delicioso para relajarse este verano, ya sea en la playa o en la montaña.
El remitente misterioso y otros relatos inéditos contiene brillantes y originales historias del que fue hace cien años Premio Goncourt, el francés Marcel Proust. Ocho bellos cuentos que hasta hace unos días permanecían escondidos y sin traducir, y que ahora podemos disfrutar de la mano de la editorial Lumen.

Compilados en la década de 1950 por Bernard de Fallois, el mítico editor de Marcel Pagnol y Joël Dicker, y autor del ensayo Proust antes de Proust, que dedicó gran parte de su vida al estudio de la obra del escritor, estos cuentos suscitan múltiples lecturas. Como dice Alan Pauls en su prólogo: «Es esa hipersensibilidad hacia lo maleable, y la voluntad de seguirle la pista, siempre, no importa adónde nos lleve, la razón por la que estos relatos […] nos capturan: leemos a Proust porque es nuestro contemporáneo».

Estos ocho relatos excepcionales de un joven Marcel Proust han permanecido inéditos durante más de un siglo. Probablemente fueron víctimas de su propia censura, ya que la mayoría ponen en escena el deseo homosexual —un tema que ronda su obra maestra, En busca del tiempo perdido— con excesiva osadía.

«Sucede con la obra de Proust algo difícil de explicar. Algunos momentos sublimes alcanzan una condición de vigilia en la que uno puede estar dispuesto a confundir su existencia con aquello que le cuentan mientras las palabras lo rodean. Es la suerte de un estilo que halló su fulgor en el relato del esplendor decadente. Ese esplendor adherido al daño de mantenerse deseando en secreto.»
Antonio Lucas, El Mundo

Marcel Proust (1871-1922) nació en París en el seno de una familia adinerada y abandonó pronto sus estudios de derecho para relacionarse con la sociedad elegante de París y dedicarse a escribir. Aquejado de asma desde la infancia, a los treinta y cinco años se convirtió en un enfermo crónico y pasó el resto de su vida recluido, sin abandonar prácticamente nunca la habitación revestida de corcho donde escribió su obra maestra, En busca del tiempo perdido (Por la parte de Swann, 1913; A la sombra de las muchachas en flor, 1919; La parte de Guermantes, 1920-1921; Sodoma y Gomorra, 1920-1921; La prisionera, 1923; Albertine desaparecida, 1925, y El tiempo recobrado, 1927). En busca del tiempo perdido es el largo monólogo interior de un hombre ocioso que se mueve en la alta sociedad, y que es, en muchos aspectos, autobiográfico. Proust es autor de otras obras como Los placeres y los días (1896) y Jean Santeuil, que no apareció hasta 1952.

Su importancia reside no solo en las descripciones de la cambiante sociedad francesa sino en la evolución psicológica de sus personajes y en la reflexión filosófica del autor sobre el trascurrir del tiempo, al que trata como un elemento a la vez destructor y positivo, solo aprehensible gracias a la memoria intuitiva. Proust concibe el tiempo como un fluir constante en el que los momentos del pasado y el presente poseen una realidad igual. Exploró en profundidad los abismos de la psique humana, las motivaciones inconscientes y la conducta irracional, sobre todo en relación con el amor.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • Disbook Libros
  • Éride ediciones
  • Viajes Arán
  • Reviews of the best cheap web hosting providers at WebHostingRating.com.