La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Mis críticas: Pura Anarquía

Publicado por Javier El 07/09/2007 a las 0:41 Añadir comentario

Pura Anarquía Mere anarchy
Woody Allen (Tusquets Editores)
188 Páginas – 15 €

-¿Crees que a tu edad puedes aún conocer a alguien y enamorarte?
-A mi edad uno espera hacerse inmune
Otra mujer (Woody Allen)

Hay algo que los libreros odiamos más que una incipiente almorrana. Es el libro retractilado en plástico. Se diría que es el himen de la lectura. Una vez roto el plastiquito, ¿quién va a comprar ese libro? Nadie se casa con él. Todos lo quieren virgen.
Recientemente hay otra enfermedad en los libros. La cenefa. Es eso que los editores ponen en las tapas de esa obra para estropear la portada por la que han pagado una millonada y en la que los diseñadores se han dejado tinta, sudor y lágrimas. Es curioso que este carácter promocional de dicho artefacto suela ser más contraproducente que otra cosa. Si bien las grandes superficies y cadenas de librerías aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaman las cenefas -si pudieran harían que ocupara toda la portada-, los pequeños libreros las desechamos como huimos de la peste. Y encima, si vienen ponderadas con purpuríneos premios como el de «Jóvenes escritores de Villamaracas de Arriba» o algo así, más que mejor. Últimamente los premios echan para atrás a lectores de bien.

A lo que iba, que me pierdo. En la cenefa escribe Rafael Azcona: «Woody Allen merece el Premio Nobel de Literatura». Y el de Física Caústica. Y el de La Paz y La Mala Leche. Y todos ellos juntos.
Solía esperar todos los años, como agua de mayo, la nueva película de Woody Allen. Últimamente me he alejado un poco de su cine. Hace pequeñas películas con buenas ideas aunque ya no me pillan como antes. Pero disfruto con su sello. Y hacía años que no lanzaba un libro demoledor de pequeños relatos como el que acaba de llegar a mis manos. Los anteriores «Cómo acabar de una vez por todas con la cultura», «Sin plumas» y «Perfiles», publicados durantes los 70 fueron devastadores. Y si bien nos tiene acostumbrados a una ración anual de divertidos guiones, echábamos en falta algo más viotriólico. Y ya lo tenemos.
En estos dieciocho breves cuentos se destila lo mejor de este polifacético hombre, el único verdadero renacentista de estos turbios años. Y no cambia. Su destilería sigue a plena potencia y su disección de la urbe «neoyorkina», tan cercana ya a nosotros es fulminante. Su acidez y sus personajes, siempre perdedores, pueblan un mundo que ya es el nuestro. Nada se le resiste. Y nosotros no podemos resistir el seguir y seguir leyendo hasta que se nos caen las pestañas sin poder apartar la vista de este genio, el único Genio vivo de este siglo.
No sé si se nota que amo a Woody Allen. Lo único que puedo es recomendar encarecidamente esta obra, como cualquiera de las anteriores, y dejarnos embargar por su magia. Una magia de la que adolecíamos por desgracia en estos últimos tiempos y para la cual hay pocos magos en catálogo. Amén.

P. D.: Buena edición y muy buena traducción.

-Y me preguntaba si un recuerdo es algo que tienes o algo que has perdido…
Otra mujer (Woody Allen)


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.