La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Portadas de libros

Publicado por Javier El 20/07/2008 a las 23:29 Añadir comentario

El grito. Edvard MunchEl otro día le comentaba a un comercial de cierta editorial que sospechaba que los creativos de su firma mezclaban medicamentos. Le expuse las razones y lo entendió. Pero de lo que quiero hablar ahora es del diseño de las portadas.
Ciertos libros vienen con el diseño de portada ya establecido desde el país de origen del libro. Pero hay otros que se lo curran aquí. ¡Y se ven unas cosas!
Pienso que una portada ha de ser un pequeño escaparate del libro. Un impacto que cautive al futuro lector a apostar por ese título y no por otro. En ella, y con los más económicos medios y evitando el barroquismo, se ha de hacer patente lo que nos va a brindar la obra. Vayamos a lo práctico. Pongamos un ejemplo…

Cuentos completosPáginas de Espuma ha editado la obra de prosa breve de Leopoldo María Panero. Todos sus cuentos en un solo volumen. Los cuentos tienen como elemento común el miedo y el horror. Hasta aquí todo perfecto. Pero, ¿es necesario que pongan como portada del libro una foto tan horrible como la que ilustra el libro? ¡Si dan ganas de salir corriendo! Casi preferiría esa otra pequeña desenfocada que ilustra la solapa interior en la que se le ve partiendo hacia la nada.



Campo de amapolas blancasAcabo de leer “Campo de amapolas blancas” de Hidalgo Bayal. Una joya tallada en papel con las facetas del más precioso brillante. Pues, respecto a la portada, más de lo mismo. Cuando se lee la novela, perfecta, uno tiene la sensación de las cosas perdidas en la memoria. Es una novela de recuerdos de Juventud en un pequeño pueblo castellano imaginario hecha a pinceladas, con perfiladas pinceladas rápidas, y que, mezcladas en un difuminado paisaje literario, nos borda un retrato de amistad perdida. Todo poesía. Todo sentimiento. Todo suave matiz. Portada: Dos chavales muertos de risa metidos en un maletero de un coche americano en medio de un pajar. ¡¿Por qué?! ¡¿A qué viene esa portada?! Ni idea. Ni el estilo de la foto, ni el tema, ni la situación. Me preguntó el otro día un amigo si era una novela gay. Que va, le contesté. Puede que para un libro desenfadado de Trueba vaya bien. Pero para esta exquisita historia de Hidalgo Bayal le da cien patadas. Y pienso que, a costa de ello la obra habrá llegado a menos lectores. Misterios de los diseñadores de portadas.

Seda. Diseño originalTercer caso. “Seda” de Baricco. ¿Quién no ha leído Seda? ¿Quién al menos no ha oído hablar acerca de esta preciosa novela? Otra joya de la brevedad editada por Panorama de Narrativas de la Editorial Anagrama con una portada bella y enigmática. Un precioso carácter Kanji en tonos negros con un fondo  de telas de seda en rojo y oro y que nos da algunas pistas sobre la naturaleza de la historia. Bueno, pues bien, se acaba de estrenar la película. ¿Qué ha hecho Seda. Foto del cartel de la películala editorial? Cambiar el precioso diseño del artista original por la foto del cartel de la película. Resultado: parece que estamos comprando una novela rosa de oferta de quiosco. Pero bueno, ¿No hay alguien ahí afuera que tenga un poquito de gusto y sentido común?. El otro día me vino un cliente inquiriendo la novela pero con la pasta original de cuando salió por primera vez. Por suerte tuve un poco de vista comercial y estética y las antiguas las dejé guardadas en el almacén. El cabreo del cliente por el cambio era más que patente. Y no es para menos… Esperemos que la pasen pronto a DVD y de allí al olvido y la editorial restituya el precioso dibujo que ilustraba la edición original.

La historia del señor SommerPor suerte hay editores que tienen algo de sensibilidad en la venas, y a la postre en sus libros de contabilidad, y no sacrifican libros en aras de una pretendida rentabilidad. Ahí está Seix Barral con esa edición de “La historia del señor Sommer”, que se puede adquirir tal y como se publicó originalmente hace ya ¡17! años. Y en la misma tapa dura de la primera tirada y con las ilustraciones increíbles de Sempé. Y la editorial no piensa sacrificar dicha obra para pasarla a bolsillo. Un aplauso para el editor. Y no es el único caso. Hay editores con sensibilidad en las venas en el mercado editorial, no se crean…

Se acabó. No quiero cansar. Estamos en verano y hay que refrescarse.

Hasta la próxima.



  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • Editorial Periférica
  • Editorial Sajalín
  • Editorial Nórdica
  • Editorial Contraseña