La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Mis críticas: Algo que brilla como el mar

Publicado por Javier El 29/12/2010 a las 6:41 Un Comentario

Hiromi Kawakami (Acantilado)
Traducción de Marina Bornas Montaña
268 Páginas – 18,50 €

No vales nada -me reprochaba mi madre-. Hay un proverbio que dice que los niños criados por sus abuelas son todos unos inútiles -me decía cuando era pequeño.
Probablemente, alguien como Hanada habría dudado de que aquello fuera un proverbio, pero yo era un niño muy inocente, y aquellas palabras me aterrorizaban. Si yo no valía nada, habría niños que valían más que yo. Aquello significaba que los niños tenían diferentes precios, y que existía un tribunal que establecía el precio de cada niño, una especie de lugar lleno de galones y banderas de todos los países. También habría fuegos artificiales, y yo odiaba los petardos.

Algo que brilla como el mar es una bella novela de iniciación. Lo único detalles que la diferencian de tantas que se publican es la extensión en tiempo del relato -mucho mayor de lo que se acostumbra-, que está plagado de flashbacks, y que algo que suele ser un corto verano en Algo que brilla tiene una extensión superior, y a lo que hay que añadir que la trama se desarrolla en el Japón de los días presentes.

La novela es la historia de unos seres desencajados en su espacio y en el tiempo. Midori Edo es un chico normal para su edad y que vive en la casa de su abuela Masako, junto a su madre soltera Aiko. Tres personajes con ciertas fricciones en sus existencias. A ellos hemos de añadir Otori, un hombre que se toma ciertas libertades en la casa, y que resulta ser el padre biológico de Midori; Hanada, un chico con cuerpo de hombre y que quiere vestirse de mujer para “fundirse con la sociedad” y sentir en propias carnes el desprecio; Mizue, una japonesa enamorada de Midori pero que se siente despreciada… Todo ello dentro de un Tokio actual y con un buen repaso a las costumbres del país y a su idiosincrasia.

Algo que brilla como el mar es una sencilla novela narrada con la estructura típica de la escritura japonesa. Frases cortas, indexación de hechos sin importar tiempos, gran alarde de aportación de detalles de la naturaleza y un gran estudio psicológico de los personajes. Unos personajes que, como es natural en estos tiempos, se encuentran en medio de un puente entre costumbres ancestrales y las nuevas modas. La obra aporta interesantes aspectos acerca de las características de ese país y que nos causan gran extrañeza en occidente: El acto social que es limpiarse los oídos con bastoncillos (pag. 88), lo que representa para los japoneses el acto de cortesía de ofrecer una tarjeta de visita (pag, 115), la importancia de la comida de Japón actual (que aflora a lo largo de toda la obra) o la celebración del Obon, día en el que se reúne toda la familia en la casa de los padres para recibir esa noche los espíritua de sus familiares desaparecidos.

Hiromi Kawakami (Tokio, 1958) estudió Ciencias naturales y fue profesora de Biología hasta que en 1994 apareció su primera novela. Sus libros han recibido los más reputados premios literarios, que la han convertido en una de las escritoras japonesas más leídas. La novela El cielo es azul, la tierra blanca (Acantilado, 2009), su primer libro traducido al español, recibió el Premio Tanizaki y fue llevada al cine con gran éxito.  En 2010, Acantilado ha publicado Algo que brilla como el mar.

Una obra interesante en cuanto a la historia, sencilla y amena, con un texto en una cuidada traducción respetando las particularidades del idioma y su tipo de escritura, y que nos descubre ciertos detalles de la cultura nipona,


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

Una respuesta hasta ahora.

  1. Pilar dice:

    Una bella novela que leí por recomendación de Javier y que gustará a todo aquel que quiera saber cómo es el Tokio actual. Muy buena.