La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Tus críticas: La lección de anatomía

Publicado por Javier El 08/01/2011 a las 7:41 Añadir comentario

“La Lección de Anatomía”
Autor: Alberto García Lledó
(Ed: Universidad de Alcalá, 2009)
160 Páginas – 12 €

“Las piedras de Alcalá hablan”
Por Ángel Gabriel Tuñón Gallego

“Benditos soportales los de aquella calle Mayor, bajo los que podía esperar a que amainara la tormenta, apoyado contra una de las columnas para sostenerse.”

Tal cosa podíamos haberla dicho Vidal Vilches al ir al banco, o Ubaldo yendo hacia los Juzgados, el propio Vicente Sánchez saliendo de la Notaría, o servidor volviendo al despacho tras la suspensión de un juicio…sin embargo, son palabras que suscribe Viçent Peris, anatomista valenciano del Siglo XVI que, requerido por la Universidad de Alcalá, vino a nuestra ciudad a dos cosas, e hizo cuatro: vino a protagonizar esta excelente novela que ahora comentamos y a introducir los estudios de anatomía en la Universidad alaclaína, y lo que hizo fue ambas cosas y, además, se enamoró y desentrañó los misterios que rodeaban las muertes de su antecesor en el cargo (otro profesor valenciano), un fraile Franciscano y un mensajero papal.

La novela de Alberto García Lledó, médico alcalaíno, se desarrolla en lugares que, quienes trabajamos y amamos esta ciudad nos son muy familiares. En sus páginas Divino Vallés vuelve a ser el doctor Francisco Vallés, los viejos edificios universitarios y colegiales cobran su originario sentido, y el Hospital de Antezana funciona a pleno rendimiento.

Se trata de una novela “negra” en el sentido de girar en torno a varias muertes acaecidas en circunstancias que hay que “aclarar”, pero que, pese a tratar con la muerte, verdadera protagonista del libro, lo hace con un guante de terciopelo, dulcificando las disecciones que el protagonista realiza en sus lecciones de anatomía con la presencia, paralela, de una historia de amor que va creciendo en la misma medida en que el protagonista se acerca a la verdad que anduvo buscando y que, al final, encuentra. Así, verdad y amor, confluyen al final del libro como si no otro fuera su destino.

También trata la novela de Dios ya que, pese a que el protagonista no es un entusiasta de la Teología, como sí lo eran los demás estudiantes alcalaínos de pura cepa que lo secundan, la presencia divina es constante en el relato, bien sea para explicar el dolor, el amor o la muerte, y siempre con el mismo guante de terciopelo con el que el autor maneja ciertas cosas que, de no hacerlo con mimo y cuidado, su manipulación emitiría un ruido y olores molestos. Muy al contrario, Alberto García Lledó tiene tal habilidad que, en la misma página, las palabras “fecal” y “amor” no solo no desentonan sino que forman parte de la misma estructura coherente y lógica que sostiene la novela.

Es también un libro sobre el noble arte de la Medicina, en una época heroica y fundacional, que “disecciona” la nobleza de tal profesión y la engrandece más si cabe cuanto menores eran los medios y remedios. Es un libro también sobre el Derecho, pues dibuja trazos de la organización jurisdiccional existente en Alcalá entre los ámbitos universitario y civil, con juicio por asesinato incluido cuya investigación, según palabras del propio autor, constituyó el germen de la novela. Es un libro, he dicho ya, sobre la muerte, pues la muerte es origen del remedio de otras vidas, sirviendo de libro abierto a los investigadores que diseccionan los cuerpos yacentes, y es también el precio a pagar por quienes se encuentran en el lugar y tiempo equivocados, en medio de intrigas papales, de dinero y de poder, en una época en que las tres cosas eran lo mismo.

Y, sobre todo, es un libro sobre Alcalá de Henares, pues discurre por entero en nuestra ciudad, en escenarios que pisamos a diario, y por calles cuyos nombres cobran vida en las casi 160 páginas de esta novela que, encarecidamente, recomiendo a quien ame la Vida, el Honor Profesional, la Verdad, la Buena Muerte, Dios y Alcalá de Henares.

Ángel Gabriel Tuñón Gallego. Abogado.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.