La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

Literatura infantil: Las cosas que le gustan a Fran

Publicado por Javier El 13/01/2011 a las 7:31 Añadir comentario

Texto: Berta Piñan
Ilustraciones: Antonia Santolaya
Traducción al inglés: Simon Jennings
Edición en castellano / inglés
Editorial Hotel de Papel
Colección Violeta infantil
14,50 €

La editorial Hotelpapel, especializada en originales libros infantiles, nos sorprende con una historia tierna y actual en la que resalta los valores de las nuevas familias. Las cosas que le gustan a Fran es una historia que está pensada para los más pequeños pero que hará saltar las lágrimas de aquellas parejas de mujeres que compartan sus vidas y que se internen en las bellas páginas de este cuento.

A las dos personas que más quiero en el mundo son a mami y a Fran. A Fran le gusta sentarse en la mesa de los papeles y estudiar libros muy gordos y escribir y escribir, pero también se pirra por la tortilla de patata y por bailar. Fran siempre me dice que la cosa que más le gusta en la vida es vivir conmigo y con mami y lo que no le gusta nada nada, es que le llamen por su nombre… ¡Qué raro! ¿Verdad?

Las cosas que le gustan a Fran es un delicioso cuento cuyos protagonistas son una pareja de nuestros días y una niña de corta edad. La maestría con la que la escritora va descubriendo la clave de la obra y la gracia con la que la ilustradora va detallándonos a los personajes son esenciales a la hora de la efectividad del relato. Un cuento que he de recomendar efusivamente, a pesar de descubrir algo del contenido, para parejas de lesbianas y para padres interesados en dar una formación actual, libre e integral a sus hijos.
La editorial Hotelpapel propone en su colección Violetainfantil unos textos para niños y niñas entre 3 y 8 años donde no hay guerreros ni princesas, sólo personajes con valores positivos y libres de estereotipos. Historias parecidas al mundo que nos gustaría construir para nuestros pequeños. Un mundo en el que los niños no tienen por qué ser siempre valientes, inteligentes y rebeldes, ni las niñas ingenuas, miedicas o empollonas. Un mundo en el que los papás pueden hacer el pastel de cumpleaños y las mamás mientras disfrutar en un sillón leyendo el periódico.