La librería de Javier

Un punto de encuentro para los amantes de los libros

mercado aljama libreria javier dia libro descuentos
Este año 2016, el 23 de abril es bastante especial. Se cumplen los 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes. Pero además ese día hay muchos otros acontecimientos. El 23 de abril es el tradicional Día del Libro, en el cual los lectores obtienen un descuento del 10% al comprar sus libros. Esta mañana, de 11 a 14 horas, estará de nuevo en la librería el novelista Alberto Pasamontes. Alberto Pasamontes es un bien conocido escritor, ganador del Premio a la Mejor Novela Policiaca el año 2015 con La muerte invisible y que estuvo hace unos meses en las tertulias de la librería. Ahora vuelve para firmar obras a aquellos que no pudieron acercarse ese día y, encima, a presentarnos su primera novela negra Entre la lluvia, que transcurre íntegramente en Madrid. Y durante todo el día, desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la tarde, si el tiempo lo permite y la autoridad no lo prohibe, estará en la calle el Mercado de la Aljama, recuperación del típico mercadillo judío que había en el centro de la ciudad. Bastantes acontecimientos como para no acercarse al centro y disfrutar de ese día tan especial.
A continuación os dejo los comentarios que vertí en su día sobre La muerte invisible, impresionante novela, de las mejores del año pasado, de Alberto Pasamontes.
muerte invisible alberto pasamontes libreria javier reino cordelia
La muerte invisible
Alberto Pasamonte
Reino de Cordelia Editorial
XVIII Premio Francisco García Pavón de Narrativa Policiaca
192 Páginas
15,95 €

Después de leer unas cuantas novelas de detectives, y más en estos días en los cuales las editoriales mandan a sus escritores escribir casi al dictado, todas ellas me parecen idénticas. Las mismas tramas, los mismos personajes, las mismas ubicaciones. Es rara la obra que sorprende. Por ello, al comenzar a leer las primeras líneas de La muerte invisible, al lector le llega de repente la impresión de que está ante una novela diferente, arriesgada y original.

Al pasar ante los ascensores se abren las puertas de uno de ellos, por donde salen dos enfermeros que llevan a una mujer vestida con el uniforme de guardia de seguridad de la Central. Tendrá unos cuarenta años, pero su piel extrañamente oscura, cuarteada y reseca hace que parezca mayor. Se retuerce de dolor mientras se aferra a la bata de uno de los enfermeros en busca de ayuda y consuelo. El hombre le dice que ya llegan, que se va a poner bien, y le acaricia la cabeza en un gesto tranquilizador. Un mechón de pelo se desprende y cae junto a mis pies sobre el suelo recién fregado. (p. 79)

Dentro de poco se cumplirán 30 años del accidente de la central nuclear de Chernobil. Treinta años que han pasado como un suspiro. Y es que parece que ese triste suceso, del que de vez en cuando se nos muestran nuevas imágenes, ocurrió hace pocos días. La gran novela de Alberto Pasamontes tiene tantos ingredientes apetecibles que sólo la contemplación de la bella y fría portada del libro provocan su inmediata lectura.

El 24 de abril de 1986 llega un inspector de policía a una pequeña ciudad de la Unión Soviética de nombre Pripyat. Viene exiliado, ya que por una falta a sus superiores le iban a condenar a Siberia, pero la intercesión de un alto mandatario en deuda con él le procura este tranquilo retiro. Pero dos días después de su llegada, e inmerso en una trama de fabricación clandestina de absenta, estalla una central de energía que hay a pocos kilómetros de la ciudad y las miras de su investigación cambian radicalmente.

La muerte invisible es una deslumbrante y original novela que deja por los suelos la actual y reiterativa narrativa negra. La figura del protagonista, a la manera de los clásicos americanos, es el típico perdedor al que no le queda ya nada en la vida. Olvidado por su anterior novia, que se le aparece a menudo en sueños, trata de aplicar una encomiable ética en sus actos, aunque a veces ello le lleve a tareas deleznables. El autor juega inteligentemente con una baza que a otros escritores se le escaparía de las manos: el lector de hoy es consciente de lo que ocurrió en esa central. Y gracias a ello, Alberto Pasamontes lo utiliza para mostrarnos una cotidianidad que pasaría inadvertida pero que en esta trama abruma y enmudece. La obra, de afiladas descripciones en ambientes y personajes, goza de una sabia y contundente escritura, con diálogos incluidos sabiamente dentro de la narrativa, y que fluye con la precisión de una maquinaria de relojería. Los diferentes escenarios, pocos, son cada vez más grises y tétricos, recordando un poco ese laberinto sin salida de El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad o la claustrofobia producida por la película en el espectador por Alien de Ridley Scott. Poco más he de decir sino recomendar indiscutiblemente esta más que excelente novela que devorará el lector en pocas horas. Y que quedará grabada en su memoria durante mucho tiempo.

Cuando estuvieron listos cogí su equipaje y salí del apartamento, dejándolos solos para que se despidieran con tranquilidad de todos los recuerdos, de los momentos dulces y amargos, de los sueños y las decepciones, las risas, los pesares, del trabajo, el calor, del cariño que se dejaban pegados a aquellas paredes. Desde el rellano miré al interior: los dos ancianos se abrazaron en silencio durante un momento eterno, de pie en medio del salón, secas ya las lágrimas y las almas. Al instante me sentí como un violador que había pisoteado su intimidad. Me alejé de la puerta deseando no haber mirado. (p. 84)

Alberto Pasamontes (Madrid, 1970) estudió Filología Inglesa y desde 2009 mantiene una constante actividad literaria, con la que ha obtenido el primer premio en la IV edición del concurso de Relato Corto de Ediciones Beta y un accésit en la XIV de los Premios Artísticos y Literarios del Ministerio de Defensa. Algunos de sus cuentos han aparecido en revistas y antologías. Su primera novela, Entre la lluvia, adscrita al género negro en el que se mueve con gran comodidad, apareció en 2014. Con La muerte invisible ha obtenido por unanimidad el XVIII Premio Francisco García Pavón de Narrativa.

La muerte silenciosa es una impresionante e imprescindible novela de intriga ambientada en el Chernobil de los días de la explosión de la central. De lectura absolutamente obligatoria.


About Javier

Librero sin remisión. No sé hacer otra cosa que hablar de libros y escritores.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces recomendados

  • planeta
  • Funambulista
  • Nórdica
  • Periférica